Friday, September 26, 2008

38. 26 de septiembre de 2008.

JESÚS ERA GAY

Por: ALFREDO MORA MANZANO

Marcos 7:14-16
“Llamando a sí otra vez a toda la multitud, les decía: -Oídme todos y entended. No hay nada fuera del hombre que por entrar en él le pueda contaminar.”

Juan 19:25-27
“...Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María esposa de Cleofas y María Magdalena. Cuando Jesús vio a su madre y al discípulo a quien amó de pie junto a ella, dijo a su madre: -Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: -He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa....”

Ya saben, Jesús era gay, homosexual, y todo lo que eso conlleva. Después de todo era un treintón pelilargo que vivía con su mamá y se la pasaba en bata todo el día rodeado de otros hombres que lo único que hacían era seguirlo (en bata), proscritos por la sociedad. Nunca tuvo novia y fue perseguido, incomprendido y al final asesinado por fanáticos cobardes y conservadores.

Mi visión personal sobre Jesús ha ido cambiando, siempre me gustó pensar que la imagen de él que nos da el cine o la Biblia (es decir la ficción) era simplemente absurda. Antes imaginaba a Jesús casado y con hijos, pero ahora lo imagino como un ser más feliz dentro de un ambiente homosexual, luego de leer un par de artículos sobre el tema esta idea se ha ido afianzando. Después de todo en la misma Biblia se habla de su admiración total por sus maestros y su amor irrestricto a sus discípulos. Fuera de la Biblia estas pruebas se vuelven mucho más contundentes. En los documentos apócrifos del mar muerto los capítulos que le faltan al Evangelio de Marcos dan cuenta de por lo menos un amorío homosexual de Jesús con un joven a quien devuelve a la vida (lo cual convierte a Cristo no solo en homosexual sino también en necrófilo). Además estos documentos hablan del período de la vida de Jesús no detallado en la Biblia oficial, es decir su adolescencia y juventud, en donde se detallan viajes a Grecia y a la India para aprender filosofía, ambientes en que las relaciones homosexuales entre mentores y alumnos era una práctica común. Cito los manuscritos no reconocidos por la iglesia ya que en la Biblia no hay como creer... ¡Porque es ridícula! está llena de serpientes que hablan, mares que se abren a voluntad, reyes que piden prepucios como trofeo... Parafraseando a David Cross ‘la versión que hoy tenemos de la Biblia ha sido traducida y reescrita miles de veces a conveniencia de cuanto papa y rey ha habido, además de todo la escribieron hace dos mil años cuando la gente era mucho más idiota de lo que es ahora’.

Personalmente estoy muy orgulloso de ser ateo, totalmente ateo, militantemente ateo, creo que no tiene nada de malo. Coincido totalmente con Richard Dawkins en el pensamiento descrito en su maravilloso libro ‘The God Delusion’ que afirma que la existencia de Dios debe ser tratada con el mismo rigor científico que cualquier otra teoría con lo cual llegaremos a la conclusión de que las pruebas de su absoluta y total inexistencia son brutalmente abrumadoras. Creo que no tiene nada de malo ‘meterse con la fe de otro’ porque en una discusión no hay nada intocable y que no sea sujeto de análisis y si alguien tuvo el coraje de decirme una vez que los Beatles no eran gran cosa yo tengo todo el derecho del mundo de afirmar que Dios existe tanto como existen los unicornios rosados. La nueva iniciativa de Dawkins se llama ‘The OUT Campaign’ en la que llama a los ateos del mundo a salir del closet y a estar orgullosos de serlo. Yo soy un ateo que está sacando del closet a Jesucristo.

Creo firmemente que este mundo sería un mejor mundo sin religión, sin NADA de religión, cero. Un mundo sin exterminio nazi, sin terrorismo musulmán, sin guerra irlandesa, sin conflicto árabe-israelí, sin 11 de septiembre, sin la iglesia de Pare de Sufrir quitándole dinero a los incautos, sin el padre Antonio Arregui mintiéndonos hipócritamente, sin el padre Gagliardo engañándonos desde su púlpito/tarima, sin Francisco Loor profesando su odio en los medios que lo buscan tan desesperadamente como una voz patética de oposición. A partir de aquí se pueden dar cuenta de hacia donde voy con todo esto.

El Ecuador (y en especial Guayaquil) se está convirtiendo en este monstruo fanático religioso, ha ido pasando poco a poco y casi sin que nos demos cuenta. Hace poco se cumplieron veinte años de las inexistentes apariciones de la virgen del Cajas, ya en esa época utilizadas por la extrema derecha como un ensayo de control de sus huestes. Para mí resulta muy chistosa la idea de miles de aniñados de Guayaquil pasando hambre y frío por nada, para ver una adolescente hablando con acento español ¿Por qué no con acento hebreo? Después de todo la mamá de Jesús era judía. Lo peor del caso es que la reportera de Ecuavisa que presentaba la nota no cuestionaba este hecho ridículo sino que lo daba por cierto “Hace veinte años aquí se apareció la virgen”... no boba, no se apareció, deberían despedirte solo por sugerirlo... Pero no despidieron a nadie, el director de noticias de Ecuavisa lo dejó pasar como si nada. Este hecho simple deja ver un asunto mucho más serio, el que no se pueda ni siquiera insinuar el cuestionamiento a la religión no importa el contexto.

Durante la asamblea constituyente esto fue mucho más evidente, dentro de lo absurdo (esto merece un post mucho más largo, pero voy a tratar de resumir). El debate de la inclusión del nombre Dios en la constitución era tema de todos los días, un tema absolutamente irrelevante. Como si poner la palabra ‘Dios’ en algún lado va a servir de algo. El partido Social ‘Cristiano’ pone a Cristo ahí mismito, en el nombre del partido, eso no los hizo dejar de robar, mentir y matar, o sea que no es un nombre muy efectivo que digamos. Otro tema oscurecido por la asamblea fue la preocupación de la legalización o no del aborto y del matrimonio homosexual y este ha sido el pretexto central para poner a los grupos religiosos en contra de la constitución. Como dato curioso una de las asambleístas que más se preocuparon del tema era Rossana Queirolo y si ella se detuviera a leer la Biblia cinco minutos se daría cuanta de que según lo que dice ese libro ella se va a ir al infierno de cabeza.

La arquidiócesis de Guayaquil en la voz de su máxima autoridad Antonio Arregui también ha puesto el ‘candado religioso’ a la constitución. Un hombre seguidor del Opus Dei (fundada por un fascista español que según Juan Pablo II hacía milagros por lo que está por lograr la santidad) y representante de la Iglesia Católica (en la actualidad dirigida por un miembro de la juventud hitleriana). Arregui puede ser visto siempre en los actos públicos que organiza la alcaldía de Jaime Nebot (una alcaldía que está construyendo un casino en el malecón a pesar de que la misma Iglesia claramente ha indicado su oposición a los juegos de azar) y solía pasearse por ahí en el avión de los hermanos Isaías que todavía le deben al país unos mil millones de dólares que se robaron ¿La hipocresía es pecado Monseñor?

Lo peor es que Arregui no es el caso más grave, esta hipocresía se encarna de manera viva y total en la persona del reverendo evangelista Francisco Loor, nunca he escuchado en mi vida tal cantidad de atropellos a la dignidad humana y mayor alarde de ignorancia. Lo más impresionante ha sido la cantidad de horas al aire que le han dado durante la actual campaña electoral, los medios ecuatorianos, tan metidos en su papel de velero de la estupidización han transformado a Loor en la cara más visible de la oposición, una cara que no cree en la evolución y cree que el planeta tiene solo cuatro mil años de antigüedad, realmente imperdonable. Resulta patético ver en la misma tarima guayaquileña a Loor y al padre Federico Gagliardo aupando esfuerzos para que los jóvenes de Guayaquil voten por el ‘no’. Patético porque la iglesia que representa Loor se creó específicamente para contrarrestar las enseñanzas de la iglesia de Gagliardo, es decir que en circunstancias normales los dos, si se encontraran en la calle deberían cruzar a la otra vereda para no tener ni que saludarse. Pero eso a ellos no les importa, ni Loor ni Gagliardo dejarían que algo tan simple como sus credos se ponga en frente de su cruzada de desinformación.

Creo que con la venidera aprobación de la nueva constitución vamos por buen camino en acabar con tanta ignorancia pero el país que yo quiero está todavía lejos. Yo quiero un país que respete las diferencias y que cree un marco en que todos quienes lo componemos podamos vivir en paz. Para mí un país ideal es uno en donde las mujeres puedan decidir si quieren abortar una o mil veces, en que las parejas del mismo sexo puedan casarse y adoptar, la idea de que padres que conozco y a quienes no les confiaría un niño ni aunque me pusieran una pistola en la cabeza pueden criar a sus hijos pero homosexuales responsables y decentes no pueden es simplemente ilógica. Quiero un país en que la gente pueda legalmente decidir si quiere terminar su vida, porque para mí la eutanasia es un derecho humano. Quiero un país en que todas las drogas recreativas sean controladas y legalizadas para un consumo responsable y disfrutable por todos, quiero un país en que todos los niños tengan acceso a una educación sexual sin prejuicios ni trabas.

Es por eso que me ENCANTARÍA una confirmación histórica de la homosexualidad de Cristo, sería increíble ver las caras de Arregui, Gagliardo y Loor el momento en que les digan... señores, los resultados de ADN confirman actividad homosexual de Cristo, no hay dudas... ¿Qué dirían? ¿En qué se escudarían para seguir con sus prejuicios?

Para terminar debo decir que a mí Jesús, como figura histórica me cae bien, cuando era pequeño siempre que veía una biografía suya en televisión, generalmente en semana santa, guardaba la pequeña esperanza de que alguien fuera a salvarlo en el último segundo, lo cual casi pasa en ‘La Última Tentación...’ de Scorsese uno de los pocos retratos humanos del Mesías y de largo la mejor película que se ha hecho sobre él. Como ya he comentado otras veces la imagen de Jesús me es amigable porque pienso en él como un guerrillero opuesto a un período de tiranía que al final se sacrifica por su gente.

Jesús era supuestamente bondad, comprensión y amor, algo de lo que Arregui, Gagliardo y Loor no saben absolutamente nada.

Así que ya lo saben... Jesús era gay... Y estaba feliz y orgulloso de serlo.


HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”