Monday, March 31, 2008

37. 31 de marzo 2008.

LAS CAUSAS COJUDAS

Por: ALFREDO MORA MANZANO

“... para efectos de una petición más vale la vida de un perro callejero que la de la señora que busca en tu basurero tres veces por semana...”

Durante los últimos días mi e-mail se ha visto inundado de cartas pidiendo por la cabeza de Guillermo Habacuc Vargas, un artista costarricense acusado de matar de hambre un perro durante una exposición de arte en Nicaragua. A juzgar por la proveniencia de las cartas y grupos de Facebook (sí, Facebook, no me avergüenzo) esto es un fenómeno continental. Como siempre es mas fácil firmar y no leer que leer y no firmar, esto se traduce a muchos temas de mayor importancia en los cuales la pereza siempre será un buen pretexto para estar en contra de todo desde la muerte de un perro callejero hasta el futuro mismo de un país como el Ecuador, un país en el que tristemente la gente ya dejó de leer, un país en que el apadrinamiento de las causas cojudas es más importante que investigar un poco para crearse una opinión propia.

La exposición de Vargas es mucho más compleja y abarca muchos mas temas que simplemente un perro muerto de hambre. Este perro para efectos del artista podría seguir vivo ya que nunca se ha demostrado lo contrario. No creo que los casi cuatrocientos mil firmantes de la petición de repudio realmente se hayan puesto a investigar este hecho crucial para la discusión. La parte de la exposición que concierne al perro trata de poner en perspectiva el hecho de que cada noche en Managua duermen en la calle veinte y cinco mil perros y nadie se preocupa de ellos, además de muchos seres humanos indigentes a quienes se trata exactamente igual que a los perros, es decir con la más cruda de las indiferencias. Es más, la exposición está basada en un hecho cierto que pasó en Cartago, provincia de Costa Rica, el artista explica que “...dos perros descuartizaron a un emigrante de origen nicaragüense, acto que fue filmado, ante el beneplácito de bomberos y policías que presenciaban ‘el espectáculo’ incumpliendo con lo que le indica su deber”. Lo mismo pasa aquí en Ecuador donde ninguno de los ecuatorianos tan ávidos de firmar la petición online deben haberse preocupado ni por los perros ni por los indigentes lo cual significa que para efectos de una petición más vale la vida de un perro callejero que la de la señora que busca en tu basurero tres veces por semana.

Dicho todo esto debo indicar que la exposición no me pareció ninguna gran cosa ya que aparte del hecho mismo de la representación simbólica de la pobreza el total de la muestra me parece facilista por decir lo menos, pero eso tampoco importa. Como explica el mismo artista en su único blog oficial (ya que le han aparecido muchos blogs fantasmas) “Me interesa menos la polémica que la reflexión que pueda generar. Sin embargo los medios parecen interesados sólo en la polémica” cuando le preguntan que le parece la atención que la exposición ha generado el responde “Delirante” por lo que en general la publicidad creo que le ha venido bastante bien ya que su cara se ha hecho bastante conocida.

Lo peor de todo creo yo es que la pérdida de tiempo que genera esta discusión es parte de une enfermedad endémica del ecuatoriano, complicada hasta la metástasis por el hecho cierto de que los medios de comunicación (salvo contadas excepciones) dejaron hace rato de decir la verdad y los que reciben la información se volvieron demasiado ociosos para comprobarla. Las causas cojudas se pueden defender porque es fácil, porque hacen bulla y porque se resumen en una línea. Por nombrar un par que se me vienen a la mente podría poner entre ellas a las protestas en contra de las corridas de toros y a las marchas en contra de la caza de tiburones. Recuerdo un episodio igual de patético, cuando los estudiantes del exclusivo Mónica Herrera de Guayaquil se disfrazaron en 1996 para protestar en contra de las pruebas nucleares francesas en el atolón de Mururoa, seguramente luego se pegaron una farra espectacular.

Todo esto para indicar que gracias a las causas cojudas se pierde absolutamente la perspectiva, ‘The big picture’, el escenario completo. Las causas cojudas nos obligan a fijarnos en lo particular para que sigan controlándonos en lo general, como han venido controlándonos siempre.

Post Data 1:

El festival Internacional de Cine Documental ‘Encuentros del Otro Cine’ EDOC prepara una nueva edición y una nueva página web que estará al aire en los días cercanos a la inauguración, no se descuiden.

EDOC UIO: 08 al 18 de mayo. CINE OCHO Y MEDIO (La Floresta y Tumbaco), CASA DE LA CULTURA CCE.

EDOC GYE: 12 al 25 de mayo. ALIANZA FRANCESA.

Post Data 2:

No se olviden de visitar todos los días “El Diario del Niño Ternura”, Tumblr en el que publico noticias de interés que nos ayudan a ver ‘The big picture’.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”