Friday, December 31, 2004

20. 31 de diciembre de 2004

PITTY

Por: Alfredo Mora Manzano, Quito-Ecuador

“On the plus side, death is one of the few things that can be done just as easily lying down.”

“En el lado positivo, la muerte es una de las pocas cosas que se pueden hacer igual de fácil acostado.”

Woody Allen

“ Life is pleasant. Death is peaceful. It’s the transition that’s troublesome.”

“La vida es placentera. La muerte es pacífica. La transición es lo problemático.”

Isaac Asimov

A veces la muerte llega muy avisada. Alguien se enferma, toda su familia lo acompaña, esperando en el cuarto de junto. Al que esta por irse se le da la mano, se le abraza fuerte y esa persona simplemente se queda dormida, entre quienes lo quieren. A veces llega de improviso en momentos en que se debería estar celebrando.

Mi amigo David “Pitty” Núñez del Arco Palacio falleció una mañana de navidad hace algunos años. Músico de cualidades notables siempre se caracterizó por un sentido del humor fantástico a pesar de contar chistes de los que no se reía nadie. David fue la persona que me dio una de las lecciones claves en la vida de todo guitarrista, enseñándome el inicio de “Stairway to heaven”. Esa canción es la que toda persona que se precie de tocar la guitarra debe saber a pesar de que está absolutamente prohibido tocarla en público ya que hasta las mejores canciones corren el riesgo de caer en el cansancio de la sobre repetición.

El dicho popular es que cuando uno es joven tiende a pensar que vivirá para siempre, gracias a mi abuela ese nunca ha sido mi caso. En una tendencia hacia el fatalismo que solo podría compararse a la de ciertos oráculos en tragedias griegas yo de niño nunca me atreví a cruzar la calle. Cada vez que me disponía a hacerlo mi abuela veía que venía un taxi y me decía “Ahí viene la muerte amarilla”, o roja, o azul dependiendo del color del auto. Así que debo agradecerle de manera infinita el personalmente no tenerle miedo a la muerte (pero extrañamente sí mucho miedo a los autos). En México donde viví gran parte de este año se les enseña a los niños una idea mucho mas amigable de la muerte, por supuesto el que se les pasen calaveras de caramelo durante el aprendizaje también ayuda mucho.

La muerte es un concepto que no puedo llegar a apreciar ni como terrible ni como aterrador. Para los enfermos es a veces una bendición, para los muy viejos una recompensa. Pero cuando la muerte le llega a los jóvenes es simplemente ilógica. Pitty siempre se esforzó por hacer que todos se sintieran bien, por ayudar a su familia, por tratar (sin mucho éxito) de ser buen estudiante y por darnos a nosotros, los músicos novatos, una oportunidad de lucirnos. Ahora quedan lejanas las horas que pasamos practicando su banda y la mía en la concha acústica de Lago de Capeira, y los viajes de regreso en balde de camioneta hasta Guayaquil que resultaban tanto o mas divertidos que los ensayos. Como siempre cuando ya nos dejaban comentábamos con mi grupo lo bien que tocaba Pitty y como se notaba que lo hacía sin ningún esfuerzo, creo que nunca toco delante de nosotros al cien por ciento de su capacidad ya que no tenía ninguna necesidad de hacernos quedar mal, y lo sabía.

Cuando llega el final de cada año siempre recordamos a los que se fueron, los que ya no están para compartir las festividades. Cada navidad le reservo a Pitty unos minutos, para que sepa que los que nos quedamos y lo conocimos le decimos muchas gracias.


POST DATA 1: Algunas cosas que a todo el mundo parecen gustarle y que a mí me parecen muy sobre valoradas y hasta turras:

El Jazz
The Strokes
Gaudí
El Ballet
Zinedine Zidane
Dakota Fanning
Norah Jones
El Paciente inglés
Gotan Project
La versión en Reggae de “Dark side of the moon”
Y los que bien podrían ser las dos personas mas sobre valoradas del planeta: David Byrne y Manu Chao

POST DATA 2:

A todos ustedes en el 2005 les deseo... mucha ternura.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Wednesday, November 24, 2004

19. 24 de noviembre de 2004

DAR GRACIAS

Por: Alfredo Mora Manzano, Quito-Ecuador

"El día de acción de gracias familias de todo EE.UU se sientan a cenar al mismo momento, el medio tiempo (del super bowl, N. del T.)"

anónimo

Lo sé, lo sé, el dar gracias es una costumbre más bien gringa en éstas épocas. Esta tradición empezó cuando hace mucho tiempo los colonos invitaron a los pieles rojas a comer y luego cuando estos estaban distraídos con el postre les quitaron nueve millones de kilómetros cuadrados de territorio. Los indios recibieron a cambio una hacienda del tamaño de mi sala y los nombres de dos equipos de béisbol.

Bueno, genocidio aparte, se ha vuelto una convención de bloggers alrededor del mundo dar una lista de las cosas por las cuales estamos agradecidos, pero como es mi costumbre, también incluyo otra lista, la de las cosas y personas que más he odiado este año.

Este año doy gracias por:

-El mejor recibimiento de año de mi vida. No recuerdo un primero de enero más feliz
-Mi oficina en el DF y mis compañeros de oficina: (Barbs, Alexx, El Ogro, Ari, Chris, Cosío, Barba y todo el “mexican swing gang”) y mi jefe por supuesto
-La colonia Hipódromo Condesa y todo lo que me encantó de ella: Mi departamento, el Green Corner (la argentina que lo atendía, las tanguitas que usaba) y por supuesto los gin tonics en el “Pata Negra”
-Euderma
-Ese sentimiento como que se me sienta un elefante en el pecho cada vez que abría el e-mail y sí llegó el mensaje que esperaba justo cuando lo esperaba
-Los Boston Red Sox ganando la serie mundial de Béisbol luego de 86 años de espera y darme cuenta durante las rueda de prensa que prefiero ser pobre y pilas que ser millonario solo por poder lanzar una bola de corcho a 150kmh y no poder hilvanar tres frases coherentes seguidas.
-Ver “Crónicas” terminada
-Mis zapatos rojos
-San Valentín con corazones en el messenger
-Poder volver a usar ropa que no usaba desde el colegio por haber engordado
-Ir a Loja y volver a darme cuenta en la tierra de mi sabio abuelo de que nunca he dejado de ser un idealista utópico de hueso colorado
-El gol de Edison Méndez a Brasil
-El Presidente constitucional de la república bolivariana de Venezuela General Hugo Chávez Frías dándole en la trompa a cuanto hijueputa se le ponga por delante, ergo el triunfo de Tabaré Vázquez
-La cara de derrota de la gente de la Cámara de Comercio avisando en rueda de prensa a los imbéciles de los aniñados de Guayaquil que George Bush padre no iba a venir a decirles como deben vivir sus vidas
-Uno de los sueños máximos de toda la vida: ver a YES en concierto en su gira 35 aniversario y poder mandar e-mails sacándole pica a todos mis amigos músicos
-El que no me importe que fui a ver “Resident Evil: Apocalypse” en lugar de cine independiente latinoamericano
-Redescubrir Guayaquil a pesar de que antes era una ciudad fea con mucha magia que se está transformando en una ciudad bonita con cero magia (y con cero alma)
-Verme los 14 DVD’s completos de “Monty Python’s Flying Circus”
-Michel Huellebecq, Brett Easton Ellis, los comentarios de Jon Stewart y las columnas de Dave Barry
-El “grupo ameno”, la mejor comunidad de Internet del mundo: Campaña, Barbi, De Los Saints, mi carnal, MacArthur, Mary Jo, Bonao y el “chino” Andrade
-Trabajar de vez en cuando con mi papá, mi superhéroe infantil, mi ídolo juvenil y sin ninguna duda el tipo mas bacan que he conocido en la vida
-El pan de molde sin levadura del Cyrano
-Mi aspiradora de mano, el complemento ideal de todos quienes sufrimos de desórdenes obsesivo-compulsivos
-El primer comercial que hice con mi hermano menor, muestra de verdad de que vamos a trabajar juntos para siempre a pesar de que nos sigamos tratando como niños de cinco años
-El darme cuenta de que puedo dar tanto cariño y que el verdadero amor no tiene que ser correspondido para ser bueno, real y maravilloso
-Por los que leen

Cosas y gente que he odiado durante todo el año (y a algunos toda la vida):

-Ivonne Baki. Vieja desgraciada por cuyas venas corre más BOTOX que sangre vendiendo el país al mejor postor.
-Kristie Kenney, Embajadora de los Estados Unidos en el Ecuador. Manejando a mi país como su colonia personal gracias al permiso del cojudo de nuestro presidente. Ahora solo le falta instaurar “prima nocte” en el feudo y cuando me case me toque dormir con ella antes que con mi esposa.
-El partido social cristiano (célula local del mal)
-El Real Madrid (a quienes no odio tanto ahora que pierden a cada rato)
-El Barcelona Sporting Club (del Ecuador)
-Luis Chiriboga (presidente de la FEF)
-A todo el que se te acerque
-George Bush (padre), George W. Bush (el hijo) y George P. Bush (el nieto, hijo de Jeb) que al ser mitad mexicano correrá una suerte muy distinta a los otros dos. Lo más probable es que al ser “oscuro” nunca llegue a ser presidente a pesar de que es el director de las juventudes republicanas y que en un par de años su abuelo senil le meta un par de tiros al no reconocerlo
-No poder comer papas fritas, pizza ni hamburguesas
-Las mesas negociadoras del TLC
-El humo de los buses (ahora que soy peatón recién me estoy dando cuenta)

POST DATA 1: HOMENAJE A RENÉ HIGUITA

La noticia se corrió bastante rápido. El golero del Aucas se convirtió en el más maligno de los malos por haber incurrido en el pecado de haberse ido de fiesta. Como siempre los mediocres moralistas de los programas deportivos se apuraron en convertirlo en un demonio.

Sólo voy a decir al respecto que ahora respeto y admiro a René Higuita mucho más, porque una noche de farra no puede ni debe convertirse en el final de una carrera y la gente más bacan del mundo no deja de ser bacan solo por meterse un par de líneas de vez en cuando (Freud, Lennon, Warhol y Maradona entre otros).

POST DATA 2: para que vean que de todo hay en cuanto a blogs se refiere

Hay blogs para todo y para todos, unos buenos, otros malos y otros malvados. Este es un blog malvado, se llama anti-izquierdismo, les recomiendo que lo visiten y les escriban, es una página obviamente escrita y elaborada por una élite desinformada y macabra. Lo curioso: uno de sus colaboradores es un arquitecto ecuatoriano de 29 años... ¿Será que existe un “niño ternura” del mundo bizarro?
HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…"

Friday, November 19, 2004

18. 19 de noviembre de 2004

POCHO

Por: Alfredo Mora Manzano, Quito-Ecuador

“Aborrezco a las personas que tienen perros. Son cobardes que no tienen las agallas de morder a la gente ellos mismos.”

August Strindberg, de “El diario de un demente”, 1895


“Pocho, Pocho, Pocho, Pocho, Pocho, Pocho, Pocho ¡¡Ahí viene Pocho hijueputa!!”

Extracto de la canción “Pocho”, por El Retorno de Exxon Valdez.

Hay buenos Pochos y malos Pochos. La canción “Pocho” (antes citada) hace referencia a un perro. Hay buenos perros y malos perros. La presente edición hace referencia a un mal Pocho y un mal perro. A un reportero deportivo convertido en diputado, a un comunicador transformado en perro bravucón con ínfulas de guardia de choque.

Los líderes socialcristianos nunca han trabajado solos, siempre han necesitado de sus huestes y contrapartes que se pongan en la línea de pelea. Tal como Al Capone tenía a Frank Nitti o Jhon Gotti a Sammy “The Bull” Gravano (que terminó traicionándolo como Bruto a Julio César), El Pocho se ha convertido en el perro guardián de la bancada de ultraderecha, gritando, pataleando y por poco y disparando. Pero tal como hacía en sus épocas de periodista deportivo su “timing” dista de ser de los más acertados y es que ha entrado a formar parte de un partido que se oscurece y se extingue como aquel ojo negro y vidrioso incrustado en la cara de su máximo líder.

Enquistado como siempre en la ventaja que le da el engaño propagandístico, el PSC se mantiene fortísimo en la costa del Ecuador a pesar de la debacle humana y financiera que significó su último período en la presidencia. Como siempre aprovechando las necesidades de un pueblo como el ecuatoriano que adolece de pérdida de memoria a corto plazo, olvidándose año tras año de todo el mal que le han hecho.

Ahora la amnesia llega cada vez mas rápido, hace menos de una semana el Pocho blandía con orgullo una glock 9mm como un perro rabioso se vanagloria de sus babas, amenazando con liquidar a cuanto indio se le cruce por delante. ¿Eran ellos sus verdaderos enemigos? ¿Tan temibles son un grupo de indígenas evangélicos? El Pocho como un can acorralado dentelleaba hacia todos los costados.

Tenemos suerte, de la misma manera que se apagan la salud, la credibilidad y la fuerza del dueño del país, el PSC y el perro, también se apagan las posibilidades de que el Ecuador vuelva a caer en sus manos ponzoñosas. El Pocho ha sellado su destino, ya nadie le cree nada y cuando su dueño caiga con el caerá el resto de la jauría como un montón de ladrillos o como un castillo de naipes viejos. Será un buen día para el pueblo del Ecuador, un pueblo bueno, social y cristiano, pero nunca más socialcristiano.

POST DATA 1

Una lectora preguntó: ¿Porqué bostezamos? Beakman (de “el mundo de Beakman”) no lo pudo responder.

La verdad es que no podemos entender porqué la gente y los animales bostezan. Se cree que es cuando estamos cansados o aburridos pero no hay evidencia científica que apoye estas creencias.

La explicación más plausible y la que es enseñada en las escuelas de medicina es que los bostezos ocurren cuando los niveles de oxígeno en los pulmones son bajos. Durante nuestra respiración normal nunca usamos la capacidad total de los pulmones, es increíble, pero solo usamos los sacos de aire de la parte de debajo de los mismos. Si a los sacos de aire (llamados alveolos) no les entra aire fresco, colapsan parcialmente y los pulmones se endurecen, como resultado el cuerpo o suspira o bosteza para que le entre mas aire.

Pero ciertos aspectos de porqué bostezamos todavía son un misterio. Se ha observado que los fetos (que no respiran aire) bostezan y por razones que no son claras, gente que bosteza mucho puede estar expresando síntomas de esclerosis múltiple y otras enfermedades.

Otro fenómeno es que algunos animales machos, los hombres incluidos, bostezan en asociación con la erección del pene. Tampoco se sabe porqué los bostezos son contagiosos pero leí un estudio en el que se explica que los seres humanos aprenden a contagiarse de ellos antes de los dos años de edad.

Niño ternura 1, Beakman 0.

POST DATA 2

Hay un test fantástico (pueden tomarlo aquí) para que sepan cual de las gemelas Olsen (Mary-Kate o Ashley) se ajustan mas a su personalidad. A mí me salió Mary-Kate ¿y a ustedes?

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Sunday, November 14, 2004

17. 14 de noviembre de 2004

LOS HOMBRES TAMBIÉN TENEMOS NUESTRO CORAZONCITO

Por: Alfredo Mora Manzano, Quito-Ecuador
Debo empezar con algunas disculpas, con ustedes por haberme demorado tres meses en volver a escribir, con Bárbara Enríquez de quien robé la idea para este artículo “de la manera más vulgar y descarada” y con Roberto Ponce por revisitar una película por el ya comentada de manera por demás excelente.

“How happy is the blameless vestal's lot!
The world forgetting, by the world forgot.
Eternal sunshine of the spotless mind!
Each pray'r accepted, and each wish resign'd.”

“Cuán feliz es el lote vestal sin culpa
El mundo olvidando, por el mundo olvidado.
¡Eterno resplandor de una mente sin manchas!
Cada plegaria aceptada, y cada deseo renunciado.”

Alexander Pope, poema “Eloise to Abelard” ( “Eloisa a Abelardo”)


“You've gotta hope that there's someone for you as strange as you are who can cope with the things that you do without trying too hard…
Someone can say hello Here we go”

“Debes tener esperanza de que hay alguien para ti
Tan extraño como tu
Que pueda lidiar con las cosas que haces
Sin mucho esfuerzo...
Alguien puede decir hola
Aquí vamos”

Jon Brion, “Here we go” (“Aquí vamos”)
Soundtrack de “Punch-drunk love”

Algunos hombres llevan vidas que a simple vista nos parecen muy aburridas, a pesar de que pueda ser algo relativo. Hace un par de meses casi me atropella un taxi y la vida de mi hermano, mucho más divertida y excitante que la mía, flasheó frente a mis ojos.

Algunos hombres tienen aún muchas clases de temores ridículos, por ejemplo yo fumo puros desde hace once años pero mi papá no lo sabe a pesar de que soy casi treintón básicamente porque “no tengo permiso”. Siempre tengo miedo de que algún amigo me va a regalar un encendedor bonito o algo así delante de mis padres lo que me llevaría a fingir, para que ellos no se den cuenta de que fumo, que soy un incendiario por el resto de la vida.

Hijo (nervioso)
-¡¡En serio papá, el encendedor no es para fumar, por las noches salgo a quemar los hogares de gente inocente!!
Padre (fruncido)
-Ok hijo, me preocupaste por un minuto.

Algunos hombres esperan aquella ocasión especial en que puedan decirle a una mujer cuanto la aman.

En las películas “Punch-drunk love” (Paul Thomas Anderson, 2002) y “Eternal sunshine of the spotless mind” (Michel Gondry, 2004) Nos encontramos con dos personajes masculinos, Barry Egan (Adam Sandler) y Joel Barish (Jim Carrey), que llevan vidas que podrían considerarse vacías, pero que son afectadas extraordinariamente por mujeres que llegan a trastocar un mundo que podría estar muy lleno de actividad y trabajo, pero muy vacío de lo que en realidad importa.

De alguna manera; y con lo que voy a decir no quiero implicar ningún tipo de machismo, chovinismo ni misoginismo, sino todo lo contrario; éstas películas fueron escritas y dirigidas por hombres y para hombres. ¿Será que estamos a las puertas de un nuevo tipo de expresión de sentimentalismo masculino? ¿Será que en el siglo XXI los hombres debemos dejar que todo el mundo vea cuanto podemos querer?

Tanto Barry como Joel llegan a revelar que existe algo mucho más importante que sus trabajos, que su tranquilidad y que su cotidianidad. Llegan a descubrir que el amor es la verdadera fuerza que nos lleva a tener paz interior. Ambos despertarán a ese monstruo dormido y maravilloso que como una olla a presión busca el mas mínimo resquicio que le dan para dejarse escapar, para contagiarlo todo, para llenar esa vida a la cual a pesar de parecer tan llena, en realidad le faltaba lo esencial.

De alguna manera estas películas nos llenan de esperanza, y a pesar de que suene como un cliché del mas barato, el amor conquista lo que se cree imposible, no existe cosa en el mundo más maravilloso que las mujeres y nada más lúgubre y horrible que el miedo a quedarse solo. Para todos los que hemos dado todo lo que hemos podido, y amado con toda la fuerza a pesar de que no haya funcionado y por más que nos hayan querido romper el corazón y las ganas ... aquí vamos.

POST DATA 1

Les vuelvo a anunciar que entre los hobbys del “Niño Ternura” está el tratar de contestar cualquier pregunta que quieran hacer, sobre cualquier tema, así que formulen sus preguntas. No tengan miedo.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Wednesday, August 18, 2004

16. 18 de agosto de 2004

LA ESPANTOSA DIETA DEL NIÑO TERNURA

Por: Alfredo Mora Manzano, Quito-Ecuador

“No quiero alcanzar la inmortalidad a través de mi trabajo,
quiero alcanzarla a través de no morirme”
Woody Allen

Siempre he estado enfermo, SIEMPRE. Tengo la teoría de que vine dañado de fábrica o que mis padres hicieron una hijo “en borrador” antes de hacer las versiones “a limpio”. Cuando mi hermano era pequeño sus distracciones incluían romper sus lentes, correr, saltar y pegarle a sus amigos con un tigre enorme de peluche desde lo alto de la resbaladera de la escuela (mi hermano era como Calvin & Hobbes pero de verdad). Cuando yo era pequeño mis distracciones eran otras: Paperas, sarampión, hepatitis, varicela, principios de reumatismo infantil, etc. Debido a mi calamitoso estado de salud, siempre empeorado por el hecho de que no me da nunca el sol y de que veo 18 horas diarias de televisión me he visto en la obligación de empezar una estrictísima dieta naturista. Bueno, yo no la llamo naturista, si pudiera clasificarla la llamaría medieval.

La dieta a la que me refiero empieza por una limpieza total o desintoxicación de los intestinos a través de un ayuno de cuatro días de comer solo manzanas y tomar agua, debe ser bastante efectiva ya que estoy casi seguro que boté unos churros que me comí en “La Macarena” creo que alrededor de 1981. Para los que no lo saben La Macarena era un parque de diversiones que quedaba al lado de la Casa de la Cultura de Guayaquil hace muchos años, los mas viejos lo recordarán como un lugar pequeño y asqueroso, yo con mi nostalgia infantil, que me lleva a recordar todo de una manera mágica y distinta gracias a mis ojos de niño lo recuerdo como un lugar grande y asqueroso.

Luego siguió (y sigue) un cambio total en mis hábitos alimenticios ya que dejé de comer carne roja, grasas, mariscos, frituras, lácteos que no estén descremados, sal, cualquier tipo de producto derivado de la caña de azúcar, tomates, papas, berenjena, alcohol (¿alcohol? Sí, alcohol... ¡maldición!), cualquier cosa con colorantes, cualquier tipo de enlatados, arroz, harina, cerdo, embutidos, chocolate, café. Para no hacerles la lista muy larga imagínense cualquier cosa deliciosa que se les ocurra y eso no puedo comer, ahora imagínense cualquier cosa horrible que su mamá les quería obligar a comer de chiquitos y eso sí puedo comer todo lo que quiera.

Uno de los efectos colaterales beneficiosos de la dieta es que he bajado 16 libras en un mes (mas de 7 kilos). El bajar de peso debería ser una buena noticia para cualquiera de los mortales excepto para mí, que tengo una cabeza no solo demasiado grande para mi cuerpo sino con forma de foco de 60 watts. En este momento estoy igualito a mis fotos de graduado del colegio, una época en que básicamente mi vida estaba regida por la incomodidad, el nerviosismo, la inseguridad y de que me rechacen las mujeres, por lo que gracias a la dieta me he podido dar cuenta que mi vida no ha cambiado nada en los últimos once años.

Hasta hace poco, cuando me “auto complacía” (me niego a escribir masturbaba ya que esto lo leen mis tías) pensaba en los pies de Natalie Portman cuando bailaba como Marylin Monroe en “El profesional”, ahora pienso en que me como un paquete completo de galletas oreo y que no le brindo ni una a nadie. Mis gustos, como mi vida entera van a tener que cambiar. Ahora me voy ya que me llaman de nuevo a comer mi pollo hervido con ensalada.


POST DATA

Les prometo tratar de escribir mas seguido.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Sunday, July 18, 2004

15. 18 de julio de 2004
 
UN POCO DE ALBERT SPEER PARA EL RÍO GUAYAS
 
Por: Alfredo Mora Manzano, Quito-Ecuador
 
Alrededor del año de 1937 un joven arquitecto, Albert Speer, fue conmovido por los discursos del entonces ascendente Canciller alemán Adolf Hitler. Al cabo de no mucho tiempo los dos se convierten en grandes amigos y Speer pasa a la historia como el principal planificador, diseñador, arquitecto y constructor del Tercer Reich. De lo que se planeó en esos años en realidad se construyó muy poco, pero esos escasos edificios y obras pasaron a ser ejemplos icónicos de una estética del fascismo que se creía extinta. Al ver el nuevo mural que adorna los altos del municipio de Guayaquil, hoy es más que obvio que el cabildo va en un clarísimo camino de rescatarla.
 
            Speer inicia su camino ascendente dentro del partido Nazi al exponer su idea de ruinas futuras en una reunión con Hitler, explica que toda obra debe ser un culto a la grandiosa imagen del Führer, para que cuando futuras civilizaciones descubran las ruinas del grandioso imperio alemán estas puedan ser investigadas como lo eran en esa época los remanentes de los antiguos griegos o romanos. La base de toda estética del partido Nazi se refería al culto enfermo a la personalidad de sus sanguinarios líderes, por lo que la figura de Hitler estaba presente en todo, desde volantes en la calle hasta su figura adornando los palacios de la ciudad ¿Les empieza a sonar familiar?
 
            El mural de la municipalidad, ya que me niego rotundamente a llamarla obra de arte, es el perfecto ejemplo de culto a la personalidad y estética fascista de una administración que desde hace más de una década se ha caracterizado por parecerse más al tercer Reich que a cualquier cosa. Casi siguiendo al pie de la letra a la definición misma del fascismo el municipio de Guayaquil dispone de una base de poder sobretodo secundada por organizaciones violentas de masa comandadas por el partido que gobierna a la ciudad. Los partidarios masivos proceden en su mayor parte de una clase necesitada que se encuentra siempre engañada y amenazada por una clase pudiente que llegó a recuperar la alcaldía de manos monstruosas. Exactamente como cuando Mussolini o Hitler alcanzaron su cometido estas clases pudientes no hicieron nada por cambiar el status quo del reparto de la riqueza y se dedicaron a prohibir las manifestaciones democráticas y dignas de todos quienes no entraban en sus planes.
 
Otra coincidencia macabra es la creación de una guardia de choque como la SS, a la cual llamaron policía metropolitana, que no ha hecho absolutamente nada por detener la delincuencia ya que parece que les resulta mucho más divertido desaparecer a los mendigos que afean la ciudad ante los turistas o golpear y arrestar ilegalmente durante semanas a vendedores ambulantes. A ellos ahora se les prohíbe ganarse la vida miserable que llevaban, ya que sus actividades no entran en el plan del municipio. Así que los que antes se dedicaban a vender ahora se dedican a robar, tuvieron que tomar la decisión de cambiar su actividad a una que no le interesa combatir a la policía.
 
El mural del municipio es una donación de las cámaras de la ciudad. Cámaras integradas por los millonarios que siempre están preparados para defender a la ciudad de sus atacantes. Son gente que ni siquiera vive en Guayaquil viven todos en la cercana Samborondón, pero no se confundan, no es el pueblo sucio y destartalado sino la vía que lleva al pueblo sucio, repleta de urbanizaciones rodeadas de muros altísimos que sirven para que mantener a los pobres afuera. La gente de las cámaras de todas maneras parece estar siempre lista a organizar manifestaciones de crespones negros para defender a banqueros que roban miles de millones de dólares del estado y dejan en la calle a millones de ecuatorianos, por lo que es una enorme tranquilidad saber que ellos son los mecenas del arte de mi ciudad.
 
Si algo positivo se puede decir de este mural es que es perfectamente concordante con la estética del cabildo guayaquileño. Tal como el malecón 2000, el malecón del salado, las escalinatas del cerro, el faro del cerro, las fuentes, los adoquinados de colores y el resto de la “reforma urbana” el mural es un pastiche ridículo, desordenado, caótico, mal planeado, mal diseñado y mal llevado a cabo. Como pasa en el fascismo, el mural será un símbolo de esta dirigencia y de la masa ignorante y engañada que la sigue y que la reelige. Ya sabemos lo que pasó con el tercer Reich, pero los guayaquileños parece que no hemos aprendido nuestra lección.
 
 
POST DATA
 
Puedes ver el mural del municipio aquí. 
 
 HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Monday, July 05, 2004

14. 5 de julio de 2004

LA CONDESA DE NOCHE

Por: Alfredo Mora Manzano, México DF

Este será el último blog escrito desde la maravillosa ciudad de México por algún tiempo, regreso a mi país a tratar bien a este cuerpo traicionero y esperando que experiencias profesionales y personales tan fructíferas como las de estos últimos meses se sigan presentando en el futuro.

Un hecho curioso, presenciar un accidente de moto, me despidió de la Condesa, que por desgracia no es una mujer, sino la colonia (barrio para los ecuatorianos) que me ha servido de casa. Me he dado cuenta de que tengo los reflejos de un tarro de mayonesa. Antes de que yo llegue a ver a los accidentados, que estaban a un metro de mí, ya habían llegado diez personas prestas al socorro, entre ellas un doctor. Mi presencia en el lugar era completamente inútil. Me imagino que mis superpoderes sirven para otras cosas que no tenían utilidad en ese momento. Si en lugar de caerse de la moto los contusos se me hubieran acercado y me hubieran preguntado ¿Cómo terminó la serie “El Prisionero”? o ¿Me explicas el principio de entropía? O ¿Qué tienen en común los brócolis con las películas de James Bond? Yo hubiera estado presto a ayudar, pero creo que será para otra ocasión, para la siguiente vez que el destino me traiga a la Condesa. (respuestas a las preguntas en la sección Post Data).

Le escribí una pésima canción a La Condesa, por la cual pido disculpas por adelantado.

La Condesa de noche

La condesa de noche es como un universo pequeño
Encuentras de todo, todo es de ensueño
Claro, no puedes pagar lo que ves en las vitrinas
Pero vale la pena ver a las niñas

La condesa de noche es un lugar mágico
Conversando con los amigos en noches de juerga
Caminando por las calles de poco tráfico
Tomando gin & tonics en el Pata Negra

La condesa de noche es un eterno debate
Unos la adoran otros la rechazan
Pero sigue resistiendo todos los embates
Y cada semana media ciudad en ella se emborracha

Hoy que me voy, me siento un poco extraño
Quisiera no alejarme de ella en este coche
Pero se que podré disfrutar de lo que ofrece
El momento que vuelva a la condesa de noche

POST DATA 1

Si quieren escuchar la música original de ésta canción, por favor donar U$ 200.oo a “El Otro yo del Niño Ternura”, su aporte se utilizará para mejoras a la página y NO para gastármelo en farra, reventón y mujeres; a menos que se indique lo contrario en la donación.

POST DATA 2

Las respuestas a las preguntas anteriormente expuestas:

1. “El prisionero” termina cuando al número 6 (Patrick McGoohan) lo invitan al juicio del número 48 y el resucitado número 2. Es un final surrealista en el que más o menos se implica que el número 1 (creador de la isla prisión “The Village”) es el mismo McGoohan, a quien le dan un auto deportivo y un millón de libras en cheques de viajero para que regrese a Londres. El final no le gustó a nadie, hubo tantas quejas que Patrick McGoohan se fue a vivir años fuera del reino Unido.

2. La Entropía (formulada en la segunda ley de la termodinámica) sirve para calificar el grado de desorden de un sistema. Explica que los sistemas aislados tienden al desorden. En la teoría de la comunicación o de la información, la entropía es un número que mide la incertidumbre de un mensaje. La entropía es nula cuando la certeza es absoluta. El principio de la entropía es de gran utilidad en la literatura de ciencia ficción, pero eso será motivo de otra entrega.

3. Aunque parezca increíble la fuente de la fortuna de la familia Broccoli fue la creación de la verdura a la cual bautizaron con su nombre. Muchos años después Albert Broccoli fue quien produjo con su dinero la primera película de 007. Los descendientes de Broccoli son quienes hoy por hoy continúan produciendo y tomando todas las decisiones de las películas de James Bond.


HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Wednesday, June 30, 2004

13. 30 de junio de 2004

PHILDICKIANOS: A 30 años de las visiones

Por: Alfredo Mora Manzano, México DF

Durante el año de 1974, el escritor Philip K. Dick fue visitado por un ser, que a manera de semi-dios lo bañó de una luz extraña y le indicó el rumbo que debían tomar su vida y su trabajo. A cumplirse el treinta aniversario de las visiones de Dick su presencia en el mundo de la literatura y el cine es cada día más real, compleja y abrumadora. Hoy se habla del término “phildickiano” para describir las atmósferas que rodean la maravillosa obra de este escritor que siempre trató de hacernos dudar del mundo que podemos percibir mediante nuestros sentidos preguntándose siempre ¿Qué es real? Y ¿Qué es humano?

Philip Kindred Dick, nació en 1928 en Chicago pero vivió la mayoría de su corta, atropellada y desde muchos puntos de vista triste vida en California. Publica su primer cuento corto a los veinte y cuatro años y su primera novela a los veinte y siete. Sería el inicio de una fructífera, pero inconstante carrera en la que los cuentos a comisión que producía por cientos para poder pagar cada mes comida y arriendo palidecen ante la grandeza cósmica de las novelas y cuentos a los que realmente dedicaba toda su verdadera pasión y genio. Es para muchas personas el mejor autor de ciencia ficción, un visionario y un artista cuya vida estaría marcada por la dualidad brutal entre sus pretensiones y sus logros.

El asunto es que Dick, a pesar de haber surgido de la escena de las publicaciones baratas de ciencia ficción, que llenaban los puestos de revista cada semana con sus historias escritas en papel amarillento, quiso ser siempre aceptado por el “mainstream” literario de la época. Como ocurre casi siempre ése reconocimiento, junto con la bonanza económica, sólo llegaron cuando era demasiado tarde. Hoy prácticamente todos los cursos de literatura norteamericana moderna incluyen una de sus obras en su pénsum y el mejor pago que recibió el escritor en toda su vida fue el adelanto por los derechos de adaptación de su cuento “Do androids dream of electric sheep?” al cine. La pequeña historia sería la base del guión de la fantástica “Blade Runner” de Ridley Scott. Philip K. Dick falleció en 1982, poco antes del estreno de la cinta, a los 53 años de edad.

En este momento la lista de películas basadas en cuentos y novelas de Dick ya casi alcanza la decena:

Blade Runner (1982), Total Recall (1990), Confessions d’un Barjo (1992), Screamers (1995), Impostor (2002), Minority Report (2002), Paycheck (2004) y A Scanner Darkly (2005).

Esta última será dirigida por Richard Linklater (Slacker, Before Sunrise, Waking Life, Before Sunset) en su primera aproximación a la ciencia ficción, pero no su primera aproximación a Philip K. Dick. En su fantástica película de animación “Waking Life” el mismo Linklater, camuflado entre los múltiples personajes de la cinta narra una de las mejores anécdotas phildickianas, el encuentro en la vida real del escritor con los personajes de su novela “Flow my tears the policeman said”, el director, caracterizando al hombre del pin-ball cierra la escena con una cita maravillosa que resume el pasaje vivido por el autor y las ficciones con las que comparte ese espacio: “Solo hay un instante y es este momento y es la eternidad”.

“A Scanner Darkly”, la última de las adaptaciones al cine de las novelas de Dick, sucede en un futuro no muy lejano en que los Estados Unidos han perdido su batalla contra las drogas. Keanu Reeves interpreta a un policía adicto a la popular “Sustancia D”, que causa que los adictos desarrollen dobles personalidades. Fred, el policía, también es Bob, un notorio narcotraficante. Junto con sus oficiales superiores Fred desarrolla un elaborado plan para llevar a Bob ante la justicia. Junto a Reeves actúan Winona Ryder, Woody Harrelson y el siempre confiable Robert Downey Jr, otro genio incomprendido acusado de drogadicto y loco.

Ursula K. LeGuin, una de los escritoras de habla inglesa más importantes de la actualidad describe a Dick como “Nuestro propio Borges”, de ésta manera tratando de poner en perspectiva la verdadera importancia de los escritos dickianos. A pesar de que a veces soy enemigo de hacer tales comparaciones tan a la ligera, este comentario de LeGuin (cuya obra también admiro) se escucha muy refrescante obviamente al poner al enorme escritor argentino como uno de esos ideales inalcanzables. Otro crítico una vez, tratando de explicar una obra de Dick en un círculo intelectualoide que no lo conocía, dijo: “…Es como si Kurt Vonnegut tratara de escribir episodios de Star Trek…”. Estos son solo un par de ejemplos de la importancia que iban cobrando las obras de Dick para otros lectores fuera de la ciencia ficción, aunque para la gran mayoría del público siga siendo “el tipo que escribió el cuento en el que se basó Blade Runner”.

Casi al final de su vida, Dick escribe un diario de los eventos ocurridos durante sus visiones. Rescato un párrafo que resume parte de la genialidad de sus reflexiones:

“…Soy un filósofo de ficción, no un novelista; Mi habilidad como novelista y escritor de historias es empleada como un medio de formular mi percepción. El núcleo de mi escritura no es arte sino verdad. Ergo lo que digo es verdad, pero no puedo hacer nada para mitigarla, ni por acción ni por explicación. Aunque esto parezca de alguna manera ayudar a cierto tipo de personas sensibles y preocupadas, por las cuales hablo. Creo que entiendo el ingrediente común de aquellos a quienes mis escritos ayudan: son gente no puede o no quiere desafiar sus propias indicaciones sobre la irracional, misteriosa naturaleza de la realidad y para ellos mi trabajo es un largo raciocinio sobre esta inexplicable realidad. Una integración y presentación, análisis y respuesta y una historia personal… ”

Espero que las siguientes personas que sean los encargados de llevar al cine los escritos dickianos, entre ellos los hijos del autor que son quienes controlan los derechos, tengan la suficiente sabiduría de escoger bien a quien encargan los proyectos, después de todo éste año fuimos testigos del desastre que es dejar una obra de él a cargo de John woo. El catálogo de obras de Dick es tan fantástico como extenso, “Faith of our fathers”, “The man in the High Castle” y “The three stigmata of Palmer Eldritch” (obra que fascinaba a John Lennon) siguen formando parte de mis obras literarias favoritas de todos los tiempos. Mi admiración por Dick va más allá de lo literario, al irlo conociendo sé que comparto con él muchos de los miedos que atormentaban su vida, principalmente ésa noción de que todo lo que hacía era causado e impulsado por una extraña fuerza, que tal vez provenía de los seres de sus visiones o por un tipo de esquizofrenia que los doctores no llegaban a detectar. Si Dick estaba loco, es el tipo de loco que algún día me gustaría llegar a ser.

POST DATA 1

Si quieren encontrar más información sobre Philip K. Dick pueden acudir a la página oficial: www.philpkdick.com

También pueden acudir a una muy buena página de sus admiradores: www.philipkdickfans.com

POST DATA 2

Recibí un par de e-mails a propósito de la última entrega reclamándome que no haya incluido a una u otra figura de la televisión de la época de mi infancia. Las más nombradas fueron Barbara Eden (mi bella genio) y Suzanne Summers (Chrissy de Tres sin multitud). Me parecen muy buenos ejemplos, pero decidí incluir solo a mis favoritas. A la única a quien no incluí a pesar de que traté fue a “Bea”, la niña rica que se enamora en la playa de un niño pobre en “Verano Azul”, una serie española de finales de los setentas. No encontré suficiente información sobre ella, y por más que traté ninguna foto.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Sunday, June 20, 2004

12. 21 de junio de 2004

MUJERES (FICTICIAS) QUE ME HAN ROTO EL CORAZÓN

Por: Alfredo Mora Manzano, México DF


“I have such poor vision I can date anybody”
Garry Shandling


“Por lo general, las mujeres de ensueño son una ilusión óptica”
Peter Ustinov



El blog de hoy empezó como “Mujeres que me han roto el corazón”, sin el “ficticias” entre paréntesis, pero pronto en lugar de un artículo se transformó en una carta suicida por lo que decidí pasar a temas mas mundanos. Las mujeres a las que me refiero hoy formaron parte de mi imaginario infantil, y fueron las que se encargaron de despertar por primera vez aquellos sentimientos tan malsanos de los que me siento hoy tan orgulloso.

Aquí van sin ningún orden específico:


SAYAKA YUMI


Bueno, la primera es muy conocida. Sayaka entró al glamoroso mundo del pilotaje de robots gigantes por puro nepotismo. Su padre, el Dr. Yumi, era el director del instituto de investigaciones fotoatómicas que quedaba junto al monte Fuji. El Dr. Yumi obviamente estaba lavando grandes sumas de dinero de los yakuzas ya que ese laboratorio se destruía a cada rato y las reparaciones millonarias no se tardaban más que algunos días.

La hija única del buen doctor era una de esas chicas aniñadísimas que recibían todo lo que querían. Cuando su primer robot, Afrodita, fue destruido le compraron uno nuevecito enseguida. Sayaka se veía realmente bien en sus leotardos de piloto y todavía me acuerdo cuando todo el patio de mi colegio comentó del capítulo en que por una fracción de segundo se la puede ver desnuda saliendo de la ducha, claro que en mi imaginación ese brevísimo momento dura mucho más e incluye mucha mas desnudez. Durante la mayoría de los capítulos Sayaka resiste de la manera más anticuada los avances de Koji, pero me imagino que cedió durante el viaje de estudios a Estados Unidos que tomaron luego de la destrucción del Mazinger original. Viaje de estudios pagado por el Dr. Yumi, con dinero del narcolavado.


C.J. PARSONS

Esta voluptuosa morena era la asistente de “Matt Houston”, una de mis series de detectives favoritas de cuando era niño. Me encantaba el hecho de que Houston fuera un archimillonario dedicado a resolver crímenes por puro gusto ya que era el heredero de la gran fortuna de su padre interpretado por Buddy Ebsen (alias Barnaby Jones). Una vez grabé un capítulo de Matt Houston sobre el final de la copia en Beta del concierto “Mastropiero que nunca” de Les Luthiers y mi papá me retó.

Claro, la serie no hubiera valido de nada sin la iluminadora presencia de Pamela Hensley interpretando a C. J., la asistente de Houston experta en meterse en problemas. Como en toda buena serie ochentera, C. J. Al principio se muestra reticente de iniciar una relación con Matt, hasta que a éste le meten un tiro y se muere en la mesa de operaciones durante unos minutos para luego revivir en el siguiente capítulo y ella se da cuenta de que siempre lo había amado, típica mal llevada. Pamela Hensley recibe crédito extra al haber interpretado a la princesa Ardala en “Buck Rogers en el siglo 25”, la única princesa de un planeta de hielo que se la pasaba todo el día en bikini.


FIORINA PEPPINO

El más normal de mis enamoramientos infantiles, ya que se trataba de una niña. Fiorina fue uno de los personajes claves en “Marco” una serie increíble creada por Hayao Miyazaki a finales de los setentas, basada en el cuento de Edmundo de Amicis “De los Apeninos a los Andes”. Fiorina era la hija del Sr. Peppino, un tipo bacansísimo, un artista y buen dato en todos los sentidos que ayuda a Marco en la búsqueda de su madre. Fiorina tenía una hermana menor y desde pequeña aprende a ser muy buena titiritera. La madre de las hermanas Peppino era guapísima, lo que hace que las acciones de Fiorina fueran muy altas. Me da un poco de pena el hecho de que no me acuerdo muy bien de ella, pero quiero pensar que Fiorina se convirtió en una gran artista y que su papá se sacó la lotería.


LISA HAYES

Ahora sí, palabras mayores. Lisa Hayes es uno de los personajes principales en una de las mejores series de todos los tiempos, Robotech. Debido a su increíble efectividad profesional y un poco en parte a ser una reprimida sexual que no se divertía nunca, pasa en poco tiempo de ser parte de las asistentes del capitán Gloval a teniente coronel del SDF-1.

Durante mucho tiempo creíamos que Lisa iba a terminar de solterona a pesar de ser guapísima, pero cuando los Centraedi la obligan a besar a Rick Hunter durante un experimento su negro corazoncito empieza a latir otra vez. Todo esto a pesar de que el pelmazo de Hunter perdió mucho el tiempo con la calentahuevo de Minmei que se tuvo que conformar al final con cantar en la glamorosa boda de Rick y Lisa Hayes. Como Lisa era hija de un alto dignatario militar, el General Hayes, su matrimonio fue por todo lo alto y por alguna extraña razón fue transmitido por tele como el matrimonio de la princesa Diana.

Lisa y su esposo parten a una misión importante al mando del SDF-3 y se adentran al espacio para iniciar su vida de casados y de comandantes de nave. Lo interesante de éste caso es que Lisa es un ejemplo de que las chicas pueden conseguir la felicidad si es que de verdad la buscan. Aparte, tienen que poner el esfuerzo de arreglarse un poco.


LA AGENTE 99

Interpretada por Bárbara Feldon en la fantástica serie “Get Smart” de 1965 a 1970 y en películas que se realizaron después, la agente 99 es la máxima de mis fantasías de todos los tiempos y la personificación de un modelo femenino que he buscado infructuosamente durante toda mi vida adulta. La 99 nunca nos reveló su nombre (hasta su esposo le decía la 99) y era una de las mejores agentes de CONTROL, una agencia ficticia amague de la CIA, como CIPOL y muchas otras que surgieron durante la guerra fría.

Lo que más me gustaba de la agente 99 es que a pesar de ser una mujer exitosa, elegante y guapísima se moría por su compañero de trabajo, Maxwell Smart agente 86 interpretado por Don Adams. El agente 86 era un torpe y despistado pero eficiente espía de CONTROL lo que prueba que un hombre muy chistoso puede terminar conquistando a una mujer hermosa, mucho más hermosa de lo que se merece y ese tipo de incentivos han sido la gasolina de mi existencia. La 99 es definitivamente la primera mujer de la que estuve enamorado y de cierto modo todavía lo estoy.

Así que continúo con la búsqueda, sé que con las condiciones de torpe y despistado sí cumplo, con la de ser chistoso, tal vez. Así que solo me falta encontrar a “mi” agente 99.

POST DATA

Muchas gracias a los que han escrito y a los que dejan sus comentarios en la página.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Monday, June 14, 2004

11. 14 de junio de 2004.

OTRA DE PERDEDORES

Por: Roberto Ponce. Hamburgo, ALEMANIA

“Writing was bad for the soul when you got right down into it. It protected your worst tendencies. Narrowed everything to failure and its devastations.”

Don De Lillo, Mao II



El concepto de “fracaso” es, por supuesto, y como todos, uno altamente relativi-, culturi- e historizable. ¿Cuál es su unidad de medida? ¿La plata o, mejor, la falta de? ¿El desarrollo emocional y/o intelectual? ¿Qué demonios es “desarrollo”? El número de amores, o la calidad de éstos; el número de personas a quienes realmente se ha hecho sufrir. La cualidad de imponer respeto, o miedo. El “poder” en sus más diversas y contradictorias facetas. ¿Ser o no ser un tanque para chupar?

Para Bill Gates, perdedor de antes, casi seis mil millones de personas son un fracaso. Para quien gana lo suficiente como para mantenerse a sí mismo y a su familia, digamos que incluso trabajando en algo que le gusta, yo lo soy, sin duda, también. Para mí lo es quien trabaja en algo que no le gusta (como yo) y vive para la plata (a diferencia de mí, lo que se manifiesta en mi estado de cuentas actual). Para todos, para qué mentir, lo es el pelado chiclero o el mendigo, o el desempleado alcohólico, si dejamos afuera el debate –usualmente conducido de manera exclusivamente moralista e hipócrita– sobre las causas de dichos fracasos específicos pero, desgraciadamente, tan universalmente proliferados.

¿Qué tiene todo esto que ver con “Eternal Sunshine of the Spotless Mind”, la última película de Michel Gondry? Poco: es ésta, simplemente, otra película más de la según yo por lo pronto sólo por mí así llamada New American New Wave cuyos protagonistas principales son, en el sentido más convencional de la palabra, perdedores. En este caso, Joel y Clementine, respectivamente interpretados por Jim Carrey y Kate Winslett en lo que constituye un verdadero tour de force de casting a contrapelo. Ella trabaja en una librería y lee, sin embargo, preferentemente sólo revistas. Su mayor orgullo consiste, aparentemente, en ser una persona “impulsiva”, y sus únicas aspiraciones son tener un hijo y, en sus sueños más alocados, hacerse con el puesto de quien inventa los nombres extravagantes de los tintes con los que cada par de semanas ella cambia el color, siempre chillón, de su pelo. Él es tan extraordinariamente perdedor que reconoce, por sí mismo, tener una vida poco interesante, centrada en trabajar y volver a la casa para dormir y poder, al día siguiente, trabajar de nuevo en algo cuya intrascendencia es tal que nunca nos enteramos de qué se trata. Es tan extraordinariamente perdedor que hasta carece de esa esquizofrenia cómica, de ese alter ego creativo/caótico/heroico, que redimía o al menos hacía más obviamente “interesantes” a tantos perdedores interpretados en el pasado por Carrey (piénsese en “The Mask”, en “The Truman Show”, en “Man on the Moon”). Tan perdedor, en definitiva, que no es ni siquiera un antihéroe, sino más bien una “no-entidad” de la que sólo sabemos que tuvo, como tantos, problemas de adaptación social en la infancia, que escribe acríbicamente un diario de cuyo contenido ni Clementine tiene mayor idea, que se considera todo lo contrario a un ser “impulsivo” y que intenta, por sobre todas las cosas, ser y rodearse de gente que es “nice”.

Hay algo, no obstante, que une a estos dos aun más que el fracaso: el amor. Y es que, por más burdo que suene, esta película es, en primera instancia, una película de amor, y no una cualquiera, sino una que consigue hacer adorables, cuando están juntos, a dos personajes que individualmente son poco interesantes, y esto con un tono tan poco cursi, tan lejos de todo cliché –sea éste hollywoodense o europeo–, que realmente hay que verlo para creerlo. El francés Michel Gondry, a menudo reconocido como el mejor, si no necesariamente el más famoso, director de videoclips del mundo entero, ha logrado, en efecto, sobre la base del dolorosamente genial guión escrito por Charlie Kaufmann (¿cómo es posible que este hombre, que ya escribió “Being John Malkovich”, “Human Nature” y “Adaptation”, se supere a sí mismo cada vez que vuelve a escribir un guión?), y con la ayuda de sus dos impecables protagonistas, filmar una de las en mi opinión mejores películas románticas de todos los tiempos, a la altura de “City Lights”, de “Jules et Jim”, de “Pierrot le Fou”, de “Bad Lands”... no sé, la lista es completamente subjetiva, arbitraria y, como ven, intergenérica, y puede ser alargada además de acuerdo al gusto de cada uno. ¿A la altura de “Casablanca”, de “La madre muerta”, de “Manhattan”? ¿De “Rebel Without a Cause”? ¿Quién da más?

A la altura de “Lost in Translation” y de “Punch-Drunk Love”, también, otras dos representantes de esto que yo ya considero una “ola”, un movimiento cinematográfico bastante bien delineado (pero, alas!, ahora no hay tiempo para delinearlo...). En el caso de “Lost in Translation” –de la cual un crítico alemán opinó que su único defecto era haber llegado demasiado tarde, ya que es como una adaptación fílmica de la otrora tan moderna corriente musical del trip-hop–, la conexión es incluso personal: Sofia Coppola, mujer (¿o ex?) de Spike Jonze, la dirigió, y él, amigo de Michel Gondry y sin duda el director de videoclips más famoso, si no el mejor, del mundo, dirigió a su vez “Being John Malkovich” y “Adaptation”, escritas, como mencioné arriba, por Charlie Kaufmann, quien escribió también, como ya se dijo, “Human Nature” (la primera película de Gondry) y el filme del que nos ocupamos ahora, en el que también actúa la siempre refrescante Kirsten Dunst (a su personaje se le concede el honor de recitar un poema de Alexander Pope del que proviene el por otro lado largo pero, en contexto, muy inspirativo título original de la película), quien ya deslumbró en “The Virgin Suicides”, de Sofia Coppola, directora de “Lost in Translation”, mujer (¿o ex?) de Spike Jonze...

Una película de amor superlativa, pues, pero, como no podía ser de otra forma viniendo de gente perteneciente a esta “movida”, también mucho más que eso: una farsa de fantasía científica en la que la medicina está en capacidad, o no, de borrar de la memoria de una persona todo lo relacionado con cualquier relación que, después de algún suceso traumático, dicha persona quiera, de raíz, olvidar; un onírico viaje fílmico, saturado de momentos alucinatorios, de música evocadora y muchas veces en contrapunto con las imágenes, y de efectos visuales espectaculares pero nunca gratuitos, a través del cerebro y de los procesos mentales de un personaje que trata de despertar, de actuar, de, justamente, no fracasar; una línea narrativa en reversa, o sea una película romántica sólo posible después de “Memento” y compañía; una reflexión bastante profunda sobre la “identidad” (¿qué es la “identidad”, si no el constante intento de darle orden y sentido a las memorias? ¿Qué son las memorias propias, cuánto valen, qué peso tienen, de quién son, hasta qué punto son ellas la “realidad”? ¿Qué es uno más allá de esa tan frágil y tan maleable, tan permanentemente cambiante, “identidad”?).

Un canto al amor y, a la vez, una resignada, madura aceptación de lo penetrante y destructivo del tiempo y del tedio. Un canto a la vida, en total, y no pese a sino precisamente por su condición de evento sin mayor sentido, efímero, en el que ideas férreas de lo que son el “éxito” y el “fracaso” están ciertamente fuera de lugar...

O a lo mejor me estoy intentando justificar. La vi dos veces en el cine, eso sí, y eso sin tener plata. ¿Tengo que decir algo más? Reto a quien haya tenido una relación larga y adulta, y una separación tal (con todo el dolor de fondo que una separación adulta conlleva, a diferencia de una adolescente, cuyo dolor es para la percepción, en su momento, mayor, pero retrospectivamente mucho más superficial), a no temblar al ver determinados pasajes de esta película. Y a quien todavía no haya tenido o relación adulta o separación tal también. A toda persona, al final. Porque, incisivamente, esta película nos dice: el universo tiende a la entropía, y nosotros igual, en todos los sentidos; exitosos o no, estamos condenados a acabar. La respuesta que “Eternal Sunshine of the Spotless Mind” provee es casi filosófica: “OK”.



HOMENAJE A RONAL RIGAN

Por: Alfredo Mora Manzano, México DF

“(Luego de su gestión) …el mundo puso a descansar una época de miedo y tiranía, ahora que nuestro líder descansa le decimos gracias… Dios bendiga a Ronald Reagan”

George W. Bush, durante su discurso in memoriam.

Reagan murió la semana pasada a los 96 años luego de una larga batalla contra el Alzheimer, sé que cualquier manual de buenas costumbres nos impide hablar mal de los muertos recientes pero… ¿Se merece tanto homenaje ese viejo maldito?

Reagan fue el presidente de EE. UU. durante los ochentas, luego de haber sido un actor malísimo durante mucho tiempo. Durante la década de su mandato entre otras miles de cosas vendió armas a Irán para con ese dinero apoyar a los contras bañando en el camino de sangre a Nicaragua, apoyó al apartheid en Sudáfrica, entrenó a los ejércitos de Guatemala y El Salvador para que masacren a sus compatriotas, apoyó las matanzas en Angola y Mozambique donde murieron de manera violenta más de un millón y medio de seres humanos, respaldó táctica y económicamente a las dictaduras latinoamericanas y en general llenó de miedo a los habitantes de su propio país, para con una retórica de amedrentación lograr que el americano promedio lo apoye en su lucha contra el “terrorismo”, si algo les empieza a sonar extrañamente parecido a lo que ocurre actualmente por favor deténganme.

No quiero creer que morirse es la manera en que todos nos redimimos del mal que hemos hecho en nuestras vidas ¿Para algo la iglesia se inventó el infierno no? Si queremos darnos cuenta de la calaña de persona que Reagan fue en vida hay que mirar a los asistentes a su velorio, todos sus “amigos, colaboradores y coidearios” entre ellos Margaret Tatcher y Carlos Salinas de Gortari, qué lindo tener amigos así.

¿Qué vamos a hacer con los que se mueren? Cuando se muera Augusto Pinochet me imagino que le vamos a agradecer por la remodelación del estadio nacional de Santiago y nos olvidaremos que fue usado como campo de concentración, tortura y asesinato de lo mejor que tenía ese país en ese momento. Nos olvidaremos de las recién encontradas fosas comunes en el desierto chileno, fosas llenas de queridos abuelos, de padres, de hermanos y de amigos, fosas llenas de gente que merecía vivir más y que cuando le preguntaron al ex dictador qué le parecía que habían apilados varios cadáveres unos sobre otros respondió como si se tratara de una broma: “qué economía tan grande”. Me imagino también que cuando se muera León Febres Cordero le vamos a agradecer que el Malecón 2000 le quedó bien bonito (lo cual es una mentira)y nos vamos a olvidar de los muertos, los desaparecidos, el mandar a matar gente al extranjero contratando sicarios israelíes, el desaparecer hermanos menores de edad y ah! Me olvidaba, el dejar al Ecuador en la mayor ruina económica del siglo XX, eso como la cereza encima del postre.

Qué pena que los que se mueren no vean lo buenos que han sido en vida cuando los recuerdan los miembros de la olvidadiza prensa. Si Reagan mirara desde el cielo creo que sonreiría, si no fuera porque estoy más que seguro que en éste momento está demasiado ocupado con demonios metiéndole carbones al rojo vivo en lugares muy dolorosos y muy incómodos. Quiero creer en la justicia divina y si es que existe la reencarnación próximamente el ex presidente Reagan volverá convertido en un bache de una carretera perdida de un país pequeño. Un bache que no será posible arreglar en mucho tiempo debido a una economía que él directamente contribuyó a despedazar.

POST DATA 1

Noam Chomsky ha escrito algunos artículos respecto a las similitudes entre el gobierno de Reagan y el de George W. Bush, si quieren leer los artículos originales en Inglés lo pueden hacer aquí: artículo.

Perdón por ser tan alpaca pero viene mucho al tema, Mario Benedetti escribió un poema titulado muy acertadamente “A la muerte de un canalla”, lo puedes leer aquí: poema.

POST DATA 2

Lo sé, es un shock que YO cite a George W. Bush en mi blog, pero era para ilustrar un punto, espero que me comprendan.

La próxima semana ¡De regreso a la comedia! para los que la extrañan tanto.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Tuesday, June 08, 2004

10. 8 de junio de 2004


TODO SUENA MAS BONITO EN FRANCÉS

Por: Alfredo Mora Manzano, México DF


Ayer fui a ver una película francesa, debe ser una de las peores películas que me he visto en el año. A pesar de que por ahora nada supera a “Gothika” y a “In the cut” como lo más bajo que he visto en el 2004, ésta debe llegar muy cerca, la película se llama “Vivante” de la directora Sandrine Ray.

“Vivante” es una de ésas películas insoportables en que una mujer es violada y luego de ese hecho horrible como que pierde su norte y empieza a acostarse sistemáticamente con cuanto hombre se le cruce por delante (lo cual es completamente ilógico), por supuesto no puede faltar la escena nocturna en que completamente ebria recorre llorando las calles de París en medio de las miradas atónitas de los transeúntes. Es una película increíblemente machista, a pesar de ser escrita y dirigida por una mujer, lo anecdótico es que la actriz principal se llama Vahina, que pronunciado bien costeñamente es chistosísimo si se toma en cuenta la trama.

No voy a dedicar el espacio de esta semana a criticar la película, sino a reflexionar un poco sobre el hecho de que me siento vilmente engañado por mí mismo y por mi percepción del cine francés al haber ido a éste bodrio. Me explico mejor, no sólo porque la película es francesa significa que no va a ser mala, a pesar de que el promedio de películas francesas malas sea mucho menor que el promedio de películas norteamericanas malas. La verdad es que creo que me he dado cuanta que no es sólo una cuestión de cine, sino de idioma, creo que todo suena más bonito en francés.

Para muestra un botón, hagan que una mujer que hable francés (o un hombre si es que prefieren, con los gustos no me meto) les diga suavemente: “mon chat est malade, a vomi toute la journée”, que lo diga lentito, pausado y con los labios entre cerrados. Puede que si la mujer lo dijo así e imprimiéndole algo de ganas te deje babeando y con la boca abierta, está todo en el tono y en como suena el idioma para los oídos poco entrenados, a pesar de que te acaba de decir: “Mi gato está enfermo, ha vomitado todo el día”.

Así que les recomiendo que antes de ver la próxima película francesa que llegue a las salas de su ciudad infórmense de quién la escribió, quiénes actúan, etc, para que no tengan que llevarse el fiasco que me llevé yo. Otra cosa que les recomiendo es que se consigan una novia, esposa, pareja que hable francés, para que el momento inevitable en que les diga “nettoie la maison, inutile” “je ne te présente pas à mes pères parce que tu es un perdant” “je suis rendue de ton meilleur ami” “Je veux le divorce” y “je m'emmène la voiture, la télévision et les enfants” por lo menos suene bien bonito.

Por ALFREDO MORA MANZANO, México DF.

POST DATA 1

El espacio de ésta semana iba en realidad a ser dedicado a hablar de la tercera entrega cinematográfica de “Harry Potter”, no lo hice por falta de tiempo. Sólo quiero acotar que es una película excelentemente bien lograda, y la primera que presenta un desarrollo serio de los tres protagonistas que al ser mayores y más concientes de sus roles actúan mejor. El director, Alfonso Cuarón, le imprime un sello propio y más sombrío a ésta tercera parte, llevando a la franquicia a terrenos inexplorados como el mostrar la oscuridad de los personajes secundarios, un nuevo modo de narrar la historia en que nos damos cuenta que el tiempo a pesar de ser divisible es único y que la vida en un internado, a pesar de que se enseñe magia, es un internado y que se necesita salir al pueblo vecino a respirar.

“Harry Potter y el prisionero de Azkaban”
es una cinta entretenida y mágica y Hermione se está poniendo buenísima.

POST DATA 2

Quiero agradecer la primera carta dirigida a la sección “pregunten lo que sea”. Como pueden adivinar es un servicio en el que trataré de contestar cualquier pregunta que quieran hacerme sobre cualquier tema.

Un preocupado lector pregunta cuáles son los diez síntomas del resfrío ya que solo se acuerda de ocho. Pues son: Fiebre, dolor de garganta, dolores musculares, dolores articulares, dolor de cabeza, estornudos, congestión nasal, secreción nasal, tos e inflamación de garganta, Muchas gracias por preguntar.

Como pueden ver “pregunten lo que sea” no se preocupa de que las preguntas sean simples o complicadas, simplemente de darles una respuesta.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Tuesday, June 01, 2004

09. 1 de junio de 2004


ENFERMO EN EL EXTRANJERO.

Por Alfredo Mora Manzano, México DF


Tengo gripe, la peor clase, no en la que estornudas, sudas, te duele todo y luego te curas, sino la clase de gripe en la que estornudas, sudas, te duele todo y luego te curas y luego te das cuenta de que nadie te cuidó y estás más solo que una mosca en una convención de telarañas.

Todo empezó hace poco, el momento en que estornudas por primera vez y te das cuenta de que no fue un estornudo normal, la garganta dolió un poco más de lo habitual. Para darme cuenta que me voy a enfermar tengo una visión de gol que me envidiaría Ruud Van Nistelrooy.

Yo crecí enfermándome de todo y siempre acostumbrado a que me cuide mi mamá, que a pesar de no ser tan rápida puede estar a veinte cuadras, escuchar un estornudo de uno de sus hijos y antes de que la mano llegue a la caja de los Kleenex está tocando la puerta preguntando: ¿Estás bien hijito? Ése es el superpoder de mi mamá, mi papá tiene otros, como el poder resolver lo que sea como el Super Comando (A-team) con sólo su caja de herramientas. Estoy seguro que si la ONU le encargara a mi papá la respuesta a las cuestiones más difíciles del mundo y le dan media hora, él y su caja de herramientas (y por supuesto los tres mil quinientos tarritos con tornillos de diferentes tamaños) no se demorarían ni diez minutos.

Éste cuidado extremo nos ha malacostumbrado a mis hermanos y a mí a que nos protejan como a cuadro renacentista en museo decente cuando nos enfermamos, pero ahora que vivo en un departamento pequeñito en la ciudad más grande del mundo parece mentira pero me las tengo que arreglar solo. Así que empecé por tomar las riendas del asunto como un hombre, empecé llorando media hora gritándole al cielo ¿Porqué a mí? ¿Qué te he hecho? Luego sí me puse en acción y me vestí (sólo me demoré cuatro horas) y salí a llamar a mi doctora. Mi doctora es homeópata, mi familia ha visitado al homeópata desde que yo tenía diez años, para los que no lo saben, la Homeopatía es una rama de la medicina muy importante en la que cualquier problema de salud existente se resuelve con unos globulitos azucarados (que según yo están llenos de: ¡azúcar! Tadaa) los cuales se pueden tomar o disolver en agua. A veces parece brujería pero funciona así que no me quejo, como todas las cosas en la vida es cuestión de tener fe.

Ahora empieza la lenta recuperación, el revisar si sigue la fiebre, a ver si dejan de doler los huesos y a esperar poder curarme rápido. Si es que existen la decencia, la bondad, la caridad, la justicia y el humanismo estaré mejor para cuando empiece el partido de la selección. Por supuesto, si perdemos me enfermaré de rabia que es mucho peor.

POST DATA

En el blog difamación hay un buen comentario de Bonoh sobre ambición en el fútbol ecuatoriano, a quien le interese puede leerlo aquí: comentario.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Tuesday, May 25, 2004

08. 25 de mayo de 2004


REGRESAR DE LA MUERTE

Por Alfredo Mora Manzano, México DF


“Siempre supe que mis mayores admiradores me esperarían hasta que fuera un buen momento para que yo regrese. Ayer, al cumplirse 20 años, se cumplió un momento largo para estar desaparecido. Nadie nunca se ha ido por tanto tiempo. He estado documentando mis aventuras los últimos veinte años en diarios e iré publicando las mejores historias aquí. Pero mayormente he estado sólo practicando meditación trascendental en varias partes del mundo mientras hacía trabajos raros y mantenía un bajo perfil”

(Publicado por Andy Kaufman el 16 de mayo de 2004, a veinte años de su muerte)

Para muchos, hace un poco más de veinte años falleció una leyenda de la comedia, Andy Kaufman tenía treinta y cinco años y había pasado de ser un oscuro actor conocido por pocos en Nueva York a una de las figuras más reconocidas de la televisión, interpretando a Latka Gravas, el inmigrante de un pequeño país de Europa del Este en la serie “TAXI”. Kaufman era visto por muchos de sus colegas y para una selecta parte del público como un genio incomprendido, mezclando realidad y ficción en sus actos y burlándose inclusive de quienes lo apoyaban si es que pretendían categorizarlo.

Bueno, para los que crean que no se puede Andy Kaufman regresó de la muerte la semana pasada y empezó a publicar un blog (como el que ustedes están leyendo éste momento) llamado lógicamente “Andy Kaufman Returns”. Para algunos es una mala broma, para otros es una extraña manera de un escritor independiente de darse a conocer, pero para los más creyentes, inclusive medios noticiosos, ya es una realidad. Kaufman regresó de entre los muertos, venciendo al cáncer y a sus detractores para una vez más deleitarnos con su extraña forma de hacernos reír. El renacido Andy dice estar dispuesto a someterse a pruebas de DNA para probar su identidad y cuenta que ha reconectado lazos con su familia y amigos cercanos, Bob Zmuda, su socio de toda la vida, publicó un aviso en el diario pocos días antes del aniversario que leía algo así como “Andy dijiste que volverías, ya se van a cumplir 20 años” lo cual convierte todo el asunto en algo mucho más sospechoso.

Es una idea genial por parte del fallecido comediante (si es que en realidad es él) el de regresar convertido en un blogger, el combativo Kaufman nunca regresaría directo a la televisión o a algún programa de entretenimiento ahora controlado por las corporaciones que tanto detestaba, en su lugar dice que hará apariciones espontáneas en tiendas y cafeterías y en su strip club favorito, muy a su estilo.

Me he pasado mucho tiempo siendo un escéptico y dudando sobre muchas cosas, pero en éste caso me confieso un creyente ¿No sería fantástico que gente así pudiera regresar luego de tantos años? Sería increíble que Lennon de repente saliera a la luz pública y dijera: Gracias por tanto homenaje, pero me la he pasado componiendo, aquí tengo cuatro nuevos discos, los cuales serían maravillosos en ésta época de ruina musical. Sería estupendo que Philip K. Dick regresara y nos contara que encontró el pasaje a una dimensión o realidad paralela que había estado buscando tanto tiempo y que nos podemos ir con él a un mundo parecido a éste pero mucho más hermoso y feliz. Quiero creer que la gente buena no se muere, que sigue viviendo para siempre en un lugar apartado, ya sea del planeta, de nuestra imaginación o de nuestros corazones y están esperando la oportunidad mágica para poder volver a encantarnos.

POST DATA 1

Por supuesto, sabemos que no es posible regresar de la muerte, los creyentes más que creyentes somos en realidad optimistas.

POST DATA 2

Me imagino que la post data de la entrega anterior molestó a algunos al cuestionar la existencia de Dios. La verdad es que Dios sí existe y hasta tiene una página oficial, lo que pasa es que últimamente no se ha cuidado mucho.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Monday, May 17, 2004

07. 17 de mayo de 2004.


POBRE HOMERO.

Por Alfredo Mora Manzano, México DF



“devuélveme a mi hijo”

(Peter O’Toole, fantástico como siempre en su papel de Príamo)

El viernes se estrenó “TROYA” (Wolfgang Petersen, 2004), para los que acudimos al cine esperando que el director vuelva a presentarnos otra “Das Boot” o “Enemy mine”, dos ejemplos de su fantástico introducción y arranque en el cine gringo, esta fue otra en una larga línea de decepciones. La cinta cuenta con un par de buenas actuaciones, ya que Peter O’Toole (Príamo) y Brian Cox (Agamenón) son para variar impecables y unas escenas de acción muy bien logradas, a pesar de caer en los usuales clichés de los dos ejércitos gritándose arengas los unos a otros como si se tratara de una pelea afuera de un restaurante de carretera. Por otro lado la historia adolece de muy serios problemas y de un irrespeto total hacia la obra original, el crédito “basado en la Ilíada de Homero” luego de ver la película, es una afrenta a su épico trabajo. Imagino al cadáver de Homero girando como un ventilador revolcándose en su tumba, si es que la tiene.

La cinta arranca como es lógico con el secuestro de Helena por parte de Paris, sólo que aquí no se trata de un secuestro, ella parte gustosa con él a pesar de la caracterización extremadamente amanerada de Orlando Bloom. El buen rey Menelao, que en esta versión de bueno no tiene nada, dejando sin efecto la canción, esposo de Helena acude a su hermano Agamenón para que lo ayude a resolver la afrenta en su honor. En la Ilíada el secuestro es la razón fundamental del sitio a Troya, en la película Agamenón es mostrado como un rey malvado cuya agenda secreta es el poder y por lo tanto el ayudar a su hermano a rescatar a su mujer es una excusa para la conquista, lo que demuestra una vez más que el amor no es razón suficiente en Hollywood para sostener una trama, el poder como en la vida real es lo que debería importarnos más. Llámenme un optimista pero personalmente creo que el amor importa más.

A raíz de todo lo mencionado se suceden más o menos arbitraria, forzosa y atropelladamente batallas, reconciliaciones, entierros y sobretodo muertes, incidentes y relaciones que no existen en el libro. Como ya dije hay un par de buenas actuaciones, pero el resto, sobretodo de los novatos es para llorar, me sorprendió la mala caracterización por parte de Brad Pitt, que usualmente es un buen actor, me imagino que fue una mala idea del director el tratar de humanizar a Aquiles y el resultado no es lo que uno se esperaría, cuando Príamo se acerca llorando y le besa las manos uno esperaría que en lugar de “devuélveme a mi hijo” Peter O’Toole le dijera “por favor, actúa”.

Para los que no han visto la película no les voy a contar el final, pero para los que han leído la Ilíada y les ha gustado tanto como a mí, simplemente les diré que Clitemnestra se queda sin a quién matar, Helena se queda sin a quién volver, Ulises se queda sin quién lo traicione, Ayax se queda sin quién lo "suicide", Esparta se queda sin rey, etc. En el caso de que a ésta película le vaya tan bien en taquilla como creo que va a pasar, no podrían hacer un paso lógico a “la Odisea” debido a la falta de personajes. El hecho de que todos los actores sean blancos y hasta nórdicos no me molesta, después de todo es una película norteamericana, lo que sí me molesta es que Legolas repita su papel del Señor de los Anillos igualito, sólo que con una peluca más fea.

POST DATA

Como una diversión, anuncio una sección que se llamará “Pregunten lo que quieran” en la que trataré de responder lo que sea sobre cualquier tema. Espero sus cartas.

Para los que vayan a preguntar si existe Dios, la respuesta es “no”.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Wednesday, May 12, 2004

06. 12 de mayo de 2004.

LOS BLOGGERS TAMBIÉN LLORAN


Por Alfredo Mora Manzano, México DF




“Soy un blogger
siempre lo fui
hay un blogger dentro de mí”

(cántese al ritmo de “soy un hippie” de Fito Páez)

Así es, soy un Blogger y no me había enterado. Blog viene de la abreviatura de dos palabras en inglés, “Web” que significa red y “log” que significa bitácora, bueno también significa tronco pero no se pongan exquisitos. El asunto es que un blog es un diario que se lleva en Internet, así que lo que están leyendo es un Blog, y yo soy un Blogger.

Me imagino que mucha gente pensará que esta es una actividad que sólo emprenderían los exhibicionistas empedernidos o los solitarios totales, no se me ocurre de que otra manera pueda interesarle a alguien narrar parte de su vida para que la lea todo el mundo. A pesar de que no he llegado al punto de utilizar un sobretodo en las noches y sorprender a viejitas en el metro, sí tengo por ahí unas fotos de cuando tenía unos dos años chupándome el dedo y usando sólo una camiseta (es decir nada abajo), fotos que son bonitas cuando tienes dos años, pero ignominiosas cuando llegas a los cinco y un bochorno total cuando tu mamá se las muestra a tus compañeras de colegio a los trece.

Tal vez es una manera de tener un recordatorio de todas las cosas que me están ocurriendo, el cambio de ciudad, de trabajo, de ambiente y de familia. El resolver cómo enfrentarse a todo sin tener que pedir ayuda a nadie y el poder compartirlo con la gente que más aprecio. El blog es una forma de mantener a todos los mundos que me interesan unidos lejanoacercadamente, remotacariñosammente y realvirtualmente.

Sé que pueden pensar que los bloggers son gente solitaria que se pasa todo el día en la computadora, patéticos freaks que maldicen a todo el mundo todo el tiempo, nerds que hablan todo el día de ciencia ficción, en general gente aburrida. Los que me conocen saben que no es mi caso (ya que no soy aburrido).


POST DATA

El domingo o el lunes, dependiendo de donde estén se celebró el día de la madre. Ésta vez quiero hacer una dedicación especial a mi abuela Carmen, la madre de mi madre de quien he llegado a darme cuenta heredé el optimismo y el verle el lado bueno a todas las cosas de la vida, también le heredé por supuesto el sarcasmo. De ella provienen algunos de los mejores momentos cómicos de mi infancia, anécdotas que estoy acumulando para otra entrega que espero mostrarles en un futuro muy cercano.

Glückliche Mütter Tag, Oma.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Sunday, May 02, 2004

05. 2 de mayo de 2004


PAJARITOS SUICIDAS


Por Alfredo Mora Manzano, México DF


Flores van
Flores vienen
Las veo en mi jardín, pajarito…
(extracto de la canción “Pajarito” por N. Carofilis y P. Thoret)


Antes de empezar, una advertencia para la gente sensible: esta entrega incluye la descripción de la muerte de dos pajaritos, así que si no les gustan este tipo de historias pueden irse a hacer cosas más interesantes como planear la caída del presidente del Ecuador que yo pronostico ocurrirá tres minutos después de que la tiara descanse sobre la limpia y libre de espinillas frente de Miss Universo.

Hace más o menos un mes maté un pajarito, no fue a propósito, fue un accidente, anteayer otro pajarito se murió en mi oficina, no lo matamos, simplemente murió. A pesar de que éstos podrían considerarse como dos casos aislados, la cercanía de los mismos me ha llevado a pensar que estamos al borde de un suicidio masivo de pajaritos, que exactamente como las ballenas varadas nos quieren decir algo que nuestras frágiles mentes no alcanzan a entender.

El primer caso fue muy extraño, caminaba por una calle de la ciudad de México a paso normal y saltando un poco como he hecho desde que tenía nueve meses de edad y me di cuenta que a pesar del tamaño de mi cabeza podía levantarme del piso, cuando de repente un pajarito saltó desde un arbusto directo debajo de mi pie. No había nada que hacer, ya había completado tres cuartos del paso y no podía detenerme, como yo peso setenta y siete kilos y el occiso alado aproximadamente treinta gramos ya adivinarán el desenlace. Obviamente me dio un poco de pena pisarlo y además tuve que pasar un poco el bochorno de que un niño gritó: “Mamá, ese señor de cabeza grande pisó un pajarito”, pero luego de pensarlo mucho me pareció extremadamente sospechoso de que uno de esos pájaros urbanos que son tan hábiles “accidentalmente” haya decidido lanzarse a su aplastante muerte.

Hace tres días una amiga trajo un pajarito que se encontró en la calle a la oficina, mi amigo Ariel, que tiene un corazón de oro en lo que respecta al mundo animal y femenino, acogió al pajarito y lo cuidó, le dio de comer, de beber y le construyó un nido provisional. Inexplicablemente a los dos días el susodicho (el pajarito, no Ariel) amaneció muerto. Personalmente la probabilidad de que dos animales tan parecidos hayan decidido morir en mi entorno me parece más que extraña, por lo que he llegado a la conclusión de que se trata de un suicidio masivo de pajaritos y me han escogido como su medio de viaje al más allá. Motivos hay muchos y conjeturas sobran, tal vez estamos dejándoles pocos árboles en pie o como siempre estamos encerrados nunca pueden hacerse caca encima de uno como en otros tiempos. Imagino al primer pajarito jadeando en una esquina escogiendo al humano que lo librará de su sufrimiento: “ a ver, la monja… no, alguien más lento; el viejito octogenario… no, alguien con menos reflejos… ya sé el idiota de los zapatos rojos!! Jerónimo!!… (splat). El segundo pajarito es el que me deja más perplejo, estando en un entorno absolutamente controlado y lleno de cuidados amanece muerto, por lo que creo que éste sí se murió de pena, puede ser que lo encontramos en la calle luego de un intento fallido de que un auto le pase por encima, tal vez no estaba listo para que alguien lo trate bien, Tal vez corría con la mala suerte del resto de los machos del mundo animal y una pajarita lo abandonó por un águila o algo así, creo que la verdad nunca la sabré.

Lo que dejo como conclusión es que la siguiente vez que me vean y hay un pajarito por ahí no dejen que se me acerque, porque lo más probable es que termine convertido en un cadáver. Uno de los miedos mas grandes que estoy manejando es la teoría de que los pajaritos que han aparecido son los mismos que antes llenaban mi cabeza, que se están cayendo poco a poco y no me estoy dando cuenta.


HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Sunday, April 25, 2004

04. 25 de abril de 2004


PERDEDORES

Por Alfredo Mora Manzano, México DF

Hace algún tiempo, al salir de ver “Adaptation” (Spike Jonze, 2002) en el cine, una amiga hizo una aclaración con la que no estoy particularmente de acuerdo, dijo “esta película es buena, pero ya estoy harta de ver películas sobre perdedores”. La semana pasada pude por fin ver “American Splendor” (Robert Pulcini/ Shari Springer Berman, 2003) estupenda adaptación de la excelente novela gráfica que narra la vida normal de un empleado de archivos de un hospital que se convierte en una figura icónica del comic. Desde una óptica puramente convencional, Harvey Pekar (así se llama nuestro personaje) al inicio de la película es el prototipo norteamericano del perdedor, inmerso en un trabajo miserable, abandonado por su mujer, enfermo y descontento. A medida que pasa el tiempo nos damos cuenta que es una persona normal, como todos, y es su normalidad, su furia y su actitud las que lo convierten luego en un héroe. Yo conozco muy bien a los “perdedores”, he sido uno toda mi vida.

Casi al empezar “American Splendor” Harvey Pekar se hace amigo de Robert Crumb, en ésa época aún desconocido, sería el inicio de una colaboración muy importante dentro del mundo de la novela gráfica. Durante los años siguientes Pekar continuaría trabajando por un sueldo casi mínimo como archivista en el sótano de un hospital y al mismo tiempo escribiría sobre su vida mientras Crumb y otros dibujantes la ilustraban, ésta reunión daría inicio a dos series claves en el mundo del comic: “American Splendor” y “Our cancer Year”, en ambas está basada ésta película. La trama se mueve en medio de varias realidades que funcionan a la vez, por un lado está el verdadero Pekar, que funge al mismo tiempo como narrador y entrevistado, por el otro está Paul Giamatti, que interpreta a Pekar en la película y por otro, el comic, que a veces invade los dos mundos, todo salpicado de tomas reales de las ahora legendarias apariciones de Harvey en el show de David Letterman. En manos de los directores la historia transcurre tanto inteligente como divertida, los personajes de American Splendor son gente de verdad, viviendo. Cuando conocemos al personaje de Toby por ejemplo, se nos hace un tanto difícil de aceptar como real, hasta que vemos al verdadero Toby interactuar con su “adaptación”.

Personalmente han existido varios momentos clave en los que me he dado cuenta que nunca formaré parte del grupo “ganador” (bacan, cool o chido dependiendo de donde estén). Cuando tenía doce años, y me empecé a estrellar poco a poco con la mala noticia de que todo el mundo no estaba formado por mis fantasías un día me levanté y le dije al espejo “o sea que hay cosas que no van a cambiar, ésta es la cara que voy a tener toda la vida”, y el espejo me respondió “sí, mejor péinate”. Otra vez, ahora en la universidad coincidió que para una clase había hecho un trabajo sobre culturas mesoamericanas, luego de leer me senté a ver “La venganza de los nerds, parte 2”. Hay una escena en que Poindexter (que por cierto es mi nerd favorito) habla en seminola a los indios que los habían secuestrado para probar de hecho que no eran indios sino Alfa Betas disfrazados. Me parece que el diálogo era algo así como “creo que no son indios de verdad, les acabo de decir que se fueran al infierno en seminola y no respondieron” y yo mientras tanto reflexionaba en el hecho de que ése diálogo estaba mal utilizado ya que los seminolas no tenían ésa idea del cielo y del infierno y que no había una traducción literal para ésa palabra … en ese momento tuve que detenerme para decirme a mí mismo: “Dios mío, soy más nerd que los nerds”.

“American Splendor” está llena de gente que viven su vida, no bajo la óptica de lo que para la sociedad en general, y sobretodo la norteamericana es el éxito, sino la vida del resto de nosotros, batallando como en los comics contra nuestros archienemigos de toda la vida: los “ganadores” que nos robaban el dinero del almuerzo, con los que no nos podíamos reunir después de clases, los que jugaban bien al fútbol, los que tenían bonitos autos, los que salían con mujeres hermosas (las cuales se habían ido con ellos luego de rompernos el corazón), los que escriben libros para que a todo el mundo le gusten, los que hablan gritando en cafés de sus opiniones políticas, los seudo intelectualoides que encantan a audiencias ebrias con sus escritos fáciles. Los pobres tipos que creen que viven una vida plena al trabajar en empleos de excelente paga pero aburridísimos, salir a emborracharse cada fin de semana a los lugares donde el resto de sus amigos idiotas van, ganar mucho dinero y vivir en casas enormes, los que creen que la han pasado bien por la suma de sus noches de farra. Pobres, no podrían estar más equivocados, ni siquiera pueden darse cuenta que una revolución se ha iniciado y los “perdedores” estamos cansados, porque Bill Gates y Woody Allen son sólo la punta del iceberg y antes de que se den cuenta el mundo será nuestro

… Ni!!!


POST DATA:

Si alguno de los lectores ya tuvo la suerte de ver “American Splendor” , puede complementar su experiencia alquilando el maravilloso documental “Crumb” (1994) que narra la vida del famoso dibujante y su familia. También recomiendo la película “Ghost world” (2001) basada en la novela gráfica de Daniel Clowes. Tanto el documental como la película fueron dirigidas por Terry Zwigoff que ahora prepara su siguiente proyecto: se trata de otra adaptación de un comic de Clowes: “Art School Confidential” se encuentra en éste momento en pre – producción y será protagonizada por John Malkovich, su estreno se espera para finales del 2004.


HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”

Tuesday, April 20, 2004

03. 19 de abril de 2004


MEMORIAS DE CINEMEMORIA:
o pequeño instructivo para ver treinta documentales en semana y media


Por Alfredo Mora Manzano, México DF


El 22 de abril comienza el tercer festival de documentales “Encuentros de otro cine” organizado por la corporación Cinememoria en Quito, Guayaquil y Cuenca – Ecuador. El año pasado me conté entre los asistentes a la segunda edición del festival y pude disfrutar de muchas de las obras que en otras circunstancias no hubieran podido ser vistas en el Ecuador.

La dedicación de los que fuimos parte de la audiencia de las ediciones pasadas del festival era palpable, muchos acudíamos desde temprano para así poder alcanzar a ver todas las películas que pasaban en el día. El esmero se convirtió en camaradería y luego los camaradas se transformaron en tribu, al punto que parte del grupo se preocupaba si los demás no llegaban a las primeras funciones. El festival es una gran oportunidad para el reencuentro de la audiencia con la realidad, con lo que a veces se sabe que pasa en otros lados del mundo pero que no llegamos a ver. En ése momento los documentales se convierten en el nexo entre los asistentes a las salas de cine y el sujeto de los filmes, cercano o lejano, divertido o trágico, doloroso o liviano, pero siempre necesario.

Bueno, aquí vamos con el instructivo. El año pasado desarrollé un sistema para poder ver la mayor cantidad de funciones en un día, ésta pequeña muestra de mi sabiduría se las paso a continuación. Lo primero es desayunar temprano y ligero para que las ganas de ir al baño no los ataquen durante la primera película, mejor, tratar de desayunar entre las primeras funciones. Pueden adoptar el “método Camel” y llevar chicha y allullas a la sala, pero para mi gusto, esto requiere de demasiada producción y de una pericia en la oscuridad de la cual carezco.

Para las funciones de la tarde no olvidarse de tomar café, ya que por interesante que sea la película la barriga llena en la función post-almuerzo puede traicionarlos y causarles una narcolepsia súbita en medio de lo más trascendental.

Por supuesto no faltar a los conversatorios de la noche, tendrán oportunidad, como la tuve el año pasado, de conversar con los invitados especiales del festival. En la segunda edición conocimos a Albert Maysles, veterano y maravilloso director de documentales. Entre otras miles de cosas me contó de cómo molestaban a George Lucas por ser el camarógrafo novato de “Gimme Shelter” o de cómo se iba a ver las corridas de toros con Orson Welles.

El Festival es una oportunidad maravillosa para el volver a hacerse amigo de la realidad, sobretodo para los que tratamos de vivir siempre de nuestras fantasías. Saludo desde ésta lejana pero acercada realidad virtual a todos quienes forman parte de los “Encuentros de otro cine”.

Nota: para más información acude a www.cinememoria.com


ELEPHANT
.

Por Oscar Tello Reyes, México DF


Elephant (Gus Van Sant, 2003) no es un documental que denuncie la decadencia del imperio gringo. Tampoco es un drama ficticio que pretenda reducir el fenómeno de los shooting galleries estudiantiles a la acostumbrada presentación de las minorías como culpables de todos los males que atacan a dicha sociedad.

El acercamiento que la película hace a las reglas de convivencia de los niños gringos me remitió un poco, por el lado visual a los documentales setenteros del National Film Board of Canada, llenos de calidez e intención, pero asépticos en el tratamiento. Cada uno de los personajes responde a un estereotipo, como si a Van Sant se le hubiera ocurrido agarrarse un puñado de “chamaquillos de indias”,encerrarlos en su laboratorio de control y filmar su comportamiento.
Por el otro lado, ése tratamiento seudo clínico logra mutar en algunos momentos para convertirse en peeks a la vida interna de los niños, esas partes de sus personas que el resto de sus compañeros se niegan a ver al momento de lanzarles papeles en clase o llamarlos freak, loser, fag. Etc. El título mismo de las película tiene que ver con una cita de Bernard MacLaverty acerca de cierto elefante que vive en la sala de una casa y cuya existencia es negada sistemáticamente.

Al salir del cine, una amiga (declaradamente anti-gringa) de pronto lanzó al aire una pregunta que me sorprendió viniendo de ella por su obviedad (¿?):
¿Por qué pasan este tipo de cosas?
A mi se me ocurrió de pronto que crecer en medio de una sociedad tan obsesionada con la imagen del éxito debe ser bastante difícil para todas las niñas gordas de lentes gruesos.

Es decir, si no me parezco ni de lejos a James Van der Beek gracias a mis estrabismo, o mi color de piel o mi sobrepeso, puede llegar un momento en mi vida en que eso se convierta en un punto crítico para conseguir una cita, y mas tarde un puesto laboral digno, y así ad nauseam…
Pensar con esta lógica debe ser aplastante para alguien cuya integridad apenas empieza a construirse, y si bien al crecer los niños se van haciendo conscientes de lo estúpida que resulta esa taxonomía del triunfo, tanto los oprimidos como los opresores se quedan con su cuota de prejuicios / resentimientos. Crezco pero me acuerdo…
Incluso podría armarse toda una teoría del resentido social para argumentar que “La Malvada Sociedad Imperialista Estadounidense” se lo merece, que alguien que trata así de mal a los pobres niños emigrantes o patizambos o de cabello oscuro (así de ridículos pueden llegar a ser los prejuicios) solo puede cosechar odio y amargura; y que entonces, es perfectamente plausible que un par de mocosos, hartos de que los empujen o les digan lerdos o les hagan el feo, ordenen rifles de alto poder por correo y hagan de su escuela un Columbine Chainsaw Massacre. Claro, podría ser. Tiene sentido.
Pero como siempre, no es así de simple.
Y abordar un tema tan escabroso como lo son los tiroteos en escuelas de la Unión Americana, con estudiantes reales como actores, en una escuela pública real como locación es un trabajo que tenía muchas posibilidades de caer en los lugares comunes o de volverse un panfleto inútil como el que más. Sin embargo, el abandonar toda pretensión moralista y cualquier investidura de Soy un Artista Y puedo Juzgarte si Quiero, para limitarse a sugerir que quizás la solución esté en ESCUCHAR a los demás, terminó por ser a mi juicio el gran acierto de Elephant. Si tomamos en cuenta la manera categórica en que la Cultura Norteamericana ha hecho oídos sordos a las quejas provocadas por sus pisoteos en otras latitudes, mas mérito tiene que de vez en cuando se vean estos clareos en el cielo tachonado de estrellas Hollywood.


POST DATA:

Un preocupado y atento lector me pidió que me extendiera en mi explicación de las razones para no ver Cold Mountain (Anthony Minghella, 2003). Respetando la privacidad de la gente que me escribe sólo me referiré a él por el seudónimo de Daniel Avilés de Quito – Ecuador. Daniel, Muchas gracias por tus comentarios.

Cold Mountain es una de las películas más caras hechas por MIRAMAX (la segunda luego de Gangs of New York) es tal vez una de las que tienen mayor número de cameos (yo conté nueve) y es al mismo tiempo aburrida tediosa y hasta cierto punto inútil. Se desangra la historia original en medio de interminables pasajes de la odisea de el personaje de Jude Law que me imagino que en papel deben ser interesantes ya que la novela original tiene cuatrocientas cincuenta páginas pero puestas en pantalla al mismo tiempo resultan en conjunto demasiado largas para la película y en particular demasiado cortas para poder presentar decentemente a cada uno de los personajes. En resumen, se nos presenta una obra de casi tres horas de duración que nos muestra a una Nicole Kidman que parece salida de la portada de Vanity Fair en todo momento a pesar de vivir sola y sin tener nada que comer en una granja rural del siglo XIX. El resultado y el final es el mismo que en otra película del mismo director, “El paciente inglés”, en que me pasé los cuarenta y cinco minutos finales pidiéndole al cielo que se acabe o que un rayo le caiga al teatro y poder salir corriendo despavorido. Como nota final debo incluir como aclaración que la otra obra de enorme presupuesto de Minghella, “The talented Mr. Ripley” fue una de mis películas favoritas de 1999, para que vean que una buena adaptación lo es casi todo para una película basada en una novela.

HASTA LA PRÓXIMA, Alfredo Mora Manzano a.k.a. “el otro yo…”